Carne cultivada: encantado de conocerla.

Carlos Buxadé Carbó

Aunque me ha ido costando, en estos √ļltimos a√Īos, muchas cr√≠ticas y algunos disgustos, siempre he defendido el principio de que, al igual que ‚Äúno es posible poner puertas al campo‚ÄĚ, tampoco lo es el ‚Äúponer freno al desarrollo tecnol√≥gico‚ÄĚ (bien es cierto que, tanto para lo bueno, como para lo menos bueno). Y es precisamente, en este √°mbito del desarrollo tecnol√≥gico, donde debe ubicarse, nos guste m√°s o nos guste menos, la denominada ‚Äúcarne cultivada‚ÄĚ (incluyo, en este cap√≠tulo, el ‚Äúpescado cultivado‚ÄĚ, el ¬ęmarisco cultivado‚ÄĚ, la ¬ęleche cultivada‚ÄĚ, etc.).

Consecuentemente esta es una tem√°tica que, por mucho que algunos ‚Äúiluminados‚ÄĚ quieran ponerle palos a las ruedas, seguir√° avanzando y lo har√°, poco a poco, adquiriendo mayor velocidad (no se olvide que, detr√°s de este desarrollo tecnol√≥gico, hay mucho dinero, por razones, con una visi√≥n a medio plazo, de mercadotecnia y de mercadeo internacionales). Bien es cierto que, al d√≠a de hoy, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria se sigue mostrando muy prudente frente a este tipo de carne (que tambi√©n se llama ‚Äúcarne sint√©tica‚ÄĚ, carne ‚Äúin vidrio‚ÄĚ, etc.) en lo que se refiere a su sostenibilidad y a una posible contaminaci√≥n de las c√©lulas.

Aunque ya he escrito varias veces con anterioridad sobre esta cuesti√≥n me permito recordar brevemente aqu√≠, que esta carne cultivada se fundamenta en la r√©plica acelerada, dirigida y complementada, de unas c√©lulas madre, ‚Äúespecializadas en tejido muscular‚ÄĚ. Estas c√©lulas, en sus or√≠genes, han procedido de un animal vivo al que no es necesario sacrificar (por lo tanto, el ‚Äúno sacrifico de animales de renta‚ÄĚ, para generar la ‚Äúcarne cultivada‚ÄĚ, es un argumento comercial de una gran potencia, especialmente en el Primer Mundo).

En este marco comentaba no hace mucho a mis alumnos que el primer establecimiento en el mundo que puso oficialmente en su carta de restaurante la ‚Äúcarne cultivada‚ÄĚ (generada por la empresa californiana Eat Just, Inc.) fue el Huber‚Äôs Butchery and Bistro en Singapur (aunque bien es cierto que, con anterioridad, algunos establecimientos, por ejemplo, de Israel o de EE.UU. ya hab√≠an hecho ofertas puntuales de la misma). Ahora, se ha dado un paso m√°s en la direcci√≥n mencionada.

As√≠, en el restaurante China Chilcano ubicado en Washington y que el chef espa√Īol don Jos√© Ram√≥n Andr√©s Puerta, popularmente conocido como Jos√© Andr√©s, regenta desde el a√Īo 2015, ha servido, por primera vez y de forma oficial, un plato de ‚Äúcarne de pollo cultivada‚ÄĚ, que se ha bautizado con el nombre de ‚ÄúAnticuchos de pollo‚ÄĚ. Se trata de ‚Äúpollo cultivado‚ÄĚ marinado con salsa anticucho, papas nativas y chimichurri de aj√≠ amarillo y se podr√° degustar semanalmente dentro de un par de semanas precisamente en China Chilcano (concretamente desde el pr√≥ximo d√≠a 25 de julio se podr√° hacer reserva de mesa, en el restaurante de don Jos√© Andr√©s, para poder degustar el plato mencionado, aunque en cantidades limitadas en una primera fase, a partir de la √ļltima semana de julio).

Este ‚Äúpollo cultivado‚ÄĚ procede de la empresa GOOD Meat, la divisi√≥n de ‚Äúcarne cultivada‚ÄĚ de la empresa tecnol√≥gica de alimentos Eat Just Inc. La misma ya hab√≠a recibido, unas semanas antes, la aprobaci√≥n regulatoria completa, obligatoria en Estados Unidos, lo que le ha otorgado a esta empresa v√≠a libre para vender su ‚Äúpollo cultivado‚ÄĚ a los consumidores estadounidenses.

Y no se olvide aquí que en una encuesta llevada a cabo por la empresa tecnológica del ámbito alimentario, SuperMeat, a través de la consultora Censuswide, puso de manifiesto que el 86 por 100 de los chefs y profesionales de la alimentación estadounidenses consultados (251) se mostraron interesados (y de ellos un 22 por 100 muy interesados) en aportar a sus clientes carnes, pescados o mariscos cultivados. Si los precios fueran similares, el 84 por 100 de los encuestados consideraría seriamente la posibilidad de sustituir la carne natural de sus cartas de restaurante por la carne cultivada; un 77 por 100 estaría dispuesto a asumir un precio ligeramente superior de la carne cultivada en relación con la carne natural y un 66 por 100 estaría dispuesto a pagar hasta un 15 por 100 más por la carne cultivada.

En general, para las personas de¬†avanzada edad (como es mi caso) no¬†va a ser sencillo, sino todo lo contrario,¬†pasar a consumir, con regularidad, este¬†tipo de carnes cultivadas, pero para las¬†personas actualmente de segunda y¬†de tercera edad ser√° algo tan natural¬†como la utilizaci√≥n cotidiana de la IA o¬†las relaciones digitales.¬†Me gustar√≠a mucho, dentro de media¬†docena de a√Īos (hay que ser optimista),¬†tener la oportunidad de escribir una¬†segunda parte de esta nota; seguro que¬†resultar√≠a sumamente interesante.

Art√≠culo publicado en ¬ęLos Avicultores y su Entorno Agosto Septiembre 2023¬ę

Source: bmeditores.mx

Comparta el conocimiento ūüíö

Leave a Reply

Your email address will not be published.