Toxicidad e incompatibilidad de anticoccidianos en pollos

AgroMatrix Systems for Agricultural Marketing

MVZ. MAS. MSA. EPPA Carlos A. Vega Salda帽a

Introducci贸n

La Coccidiosis es una enfermedad que afecta a varias especies animales entre ellas a las aves, se ha considerado como la enfermedad parasitaria de mayor impacto en las aves. La industria av铆cola invierte m谩s de US $800 millones de d贸lares en su control. Adem谩s 茅sta es una enfermedad predisponente a otras enfermedades. En el pollo de engorda la coccidiosis es causada por especies del g茅nero Eimeria. Se han reportado infecciones por las siguientes especies: E. acervulina, E. maxima, E. tenella, E. brunetti, E. mitis, E. mivat铆, E. hagani, E. necatrix y E. praecox.

Actualmente el control de esta enfermedad considera las siguientes alternativas: Uso de productos anticoccidiales (Qu铆micos, ion贸foros, combinaciones de productos y saponinas), uso de sinergistas anticoccidiales (Roxarsona, beta铆na), vacunas comerciales y vacunas no comerciales.

El futuro en el control de la coccidiosis podr铆a estar basado en el uso de anticoccidiales, uso de sinergistas anticoccidiales, selecci贸n de gen茅tica resistente a esta enfermedad, manejo nutricional y uso de vacunas.

La mayor铆a de los productos anticoccidiales han estado en uso por varios a帽os adem谩s de que los siguientes factores han hecho que el control de los programas anticoccidiales sea m谩s complicado: per铆odos de retiro, programas de luz y de alimentaci贸n, mayor n煤mero de aves por metro cuadrado, mayor n煤mero de ciclos de producci贸n por a帽o, mejora gen茅tica basada en par谩metros productivos y carencia de productos nuevos.

El uso racional de las herramientas actuales de control de la enfermedad nos podr谩 brindar un mejor efecto de los productos existentes.

En esta revisi贸n analizaremos la toxicidad y la incompatibilidad de los anticoccidiales con el objeto de dar herramientas al tomador de decisiones para un mejor manejo de estos productos.

Desarrollo del Tema

La mayor铆a de las intoxicaciones que ocurren en la avicultura est谩n relacionadas a sustancias que ingresan v铆a oral.

El uso de aditivos medicados en el alimento de las aves es una valiosa herramienta para mejorar la productividad de los animales y para prevenir o controlar enfermedades. Durante sus a帽os de uso, estos aditivos han demostrado ser efectivos y seguros cuando se adicionan de acuerdo a dosis aprobadas. Los errores de toxicidad pueden deberse a errores en c谩lculos o en su inclusi贸n en las dietas, errores de mezclado, uso en la especie equivocada o bien debido a incompatibilidad con otros productos.

Desafortunadamente el diagn贸stico de intoxicaciones por productos anticoccidiales no es f谩cil debido a que existen otros compuestos t贸xicos que pueden producir signos similares. Es as铆 que una intoxicaci贸n puede deberse a sustancias como: antimicrobianos, minerales, desinfectantes, plaguicidas, gases t贸xicos, herbicidas, antioxidantes, dioxinas, etc. En la tabla 1 se presentan los signos, lesiones y 贸rganos afectados por varias sustancias en avicultura.

Anticoccidiales Ion贸foros

Los ion贸foros son una familia de antibi贸ticos poliet茅ricos producidos por la fermentaci贸n de una serie de Streptomyces spp. Son compuestos lipof铆licos t贸xicos para varias bacterias, hongos y organismos superiores. Penetran en las membranas biol贸gicas y alteran el flujo de iones hacia dentro y fuera de la c茅lula formando complejos i贸n-ion贸foro c铆clicos que funcionan como transportadores selectivos. En avicultura, los ion贸foros se utilizan para el control de la coccidiosis y los utilizados son salinomicina, narasina, monensina, maduramicina, semduramicina y lasalocid.

Los anticoccidiales ion贸foros tienen un rango de seguridad estrecho y es complicado obtener una excelente distribuci贸n de 茅stos en el alimento de las aves. El diagn贸stico de toxicidad es dif铆cil debido a la reversibilidad de los signos cl铆nicos y variabilidad de lesiones patol贸gicas.
El diagn贸stico puede hacerse basado en signos cl铆nicos de incoordinaci贸n, debilidad de patas, diarrea y depresi贸n.

En general se puede indicar que un 20-50% de sobredosis de un ion贸foro puede causar los primeros s铆ntomas de toxicidad. Los niveles t贸xicos de ion贸foros producen un aumento en la entrada de calcio y salida de potasio de la c茅lula, resultando en muerte celular. Los signos de toxicidad est谩n asociados a un alto contenido de potasio extracelular y de calcio intracelular (Braunius, 1985).

Vahl (1983) determin贸 el efecto depresor del crecimiento de varios ion贸foros tanto en bater铆as de crianza como en corrales en piso (Tabla 2).

Furken (1981 a,b, 1982), demostr贸 que en la ausencia de desaf铆o a coccidia el efecto depresor del crecimiento de los ion贸foros es a煤n m谩s marcado (Tabla 3).

Keshavarz y McDougald (1982) demostraron c贸mo, niveles crecientes y por sobre lo recomendado de diferentes anticoccidiales ion贸foros y qu铆micos, redujeron el crecimiento y empeoraron la conversi贸n de pollos entre 7 y 28 d铆as de edad (Tabla 4).

Monensina

La toxicidad con monensina se ha reportado en pollos (Howell et al., 1980; Hanrahan et al., 1981; Wagner et al., 1983), pavos (Kemp, 1978; Stuart, 1978) y gallinas comerciales (Voeten, 1978). La monensina est谩 aprobada para ser usada en dosis de 100-120 ppm en broilers y de 60-100 ppm en dietas de pavos (Feed Additive Compendium). La toxicidad se ha observado en alimentos contaminados o preparados en forma inadecuada (Howell et al, 1980) en dosis de 161 ppm y tambi茅n debido a incompatibilidad con otras drogas como tiamulina a dosis de 80 ppm (Weisman, 1980).

Hanrahan et al. (1981) administraron monensina a pollos de engorda de 7 semanas de edad en una dosis 煤nica correspondiente a 0, 150, 200 y 250 mg/kg de peso vivo. Los signos de toxicidad fueron simila- res para todos los grupos medicados, siendo m谩s graves en los pollos tratados con 250 mg/kg de peso vivo. Los signos incluyeron anorexia, diarrea, depresi贸n y debilidad entre 3 y 9 horas post tratamiento. Los pollos afectados descansaban sobre la pechuga con la cabeza y alas ca铆das entre las 3 y 10 horas con pos-tratamiento. Se observ贸 mortalidad en los pollos tratados con 200 y 250 mg/ kg PV. Al retirar el ion贸foro, los pollos se recuperaron despu茅s de 9 d铆as de haber sido intoxicados. Las lesiones macrosc贸picas m谩s evidentes fueron alargamiento y palidez del miocardio, hidropericardio, congesti贸n generalizada y emaciaci贸n. Al examen histopatol贸gico se observaron lesiones en miocardio: vacuolizaci贸n y dep贸sitos grasos a nivel Intermiofribilar y da帽o mitocondrial.

Hanrahan et al., 1981; evidenciaron que la acci贸n t贸xica aguda de la monensina se dirige hacia las fibras musculares rojas que son las m谩s dependientes al catabolismo aer贸bico para la producci贸n de energ铆a.
Wagner et al. (1983) realizan un estudio simulando una toxicidad subcr贸nica con monensina en pollos, En este estudio se evalu贸 el comportamiento productivo y la respuesta de algunos 贸rganos a una dosis baja (121 ppm de monensina de 1 a 50 d铆as de edad) y alta (121 ppm de 1 a 29 d铆as y 242 ppm de 30 a 50 d铆as). Los resultados de este estudio demostraron que la dosis m谩s alta de monensina de 30 a 50 d铆as de edad de los pollos disminuy贸 la ganancia de peso, empeor贸 la conversi贸n de alimento y aument贸 la incidencia de hemorragias subepicardiales. Adicionalmente, la monensina disminuy贸 el tama帽o del h铆gado en relaci贸n al peso corporal (Tabla 5).

Salinomicina

La dosis recomendada de uso de salinomicina es de 44-66 ppm en pollos (Feed Additive Compendium). Halvorson et al. (1982) report贸 un caso de intoxicaci贸n con salinomicina en pavos reproductores. La sintomatolog铆a inclu铆a disnea, alas ca铆das y separadas del cuerpo, rechazo a moverse y andar anormal. La mortalidad se produc铆a 5 a 12 horas despu茅s de observarse los primeros s铆ntomas. La mortalidad vari贸 desde 1,1 a 96,7% en el curso de 10 d铆as (Tabla 6). Los hallazgos a necropsia fueron palidez del bazo, congesti贸n pulmonar, hep谩tica y de ovario, y ligera enteritis. Histopatol贸gicamente se observ贸 miodegeneraci贸n con hialinizaci贸n y calcificaci贸n de fibras musculares. Los an谩lisis de las dietas revelaron que las concentraciones de salinomicina variaron de 24 a 57 ppm.

Otros estudios han observado mortalidades en pavos alimentados con dietas que contienen 15 a 30 y 22 ppm de salinomicina (Stuart, 1983; Potter et al., 1986). Los pavos j贸venes en crecimiento tienen una menor susceptibilidad a la intoxicaci贸n con salinomicina, observ谩ndose una baja mortalidad en aves alimentadas con 66 ppm (Potter et al., 1986).

Migaki et al. (1979, en un estudio con pollos en floor pens, observaron una reducci贸n marcada en el crecimiento con una dosis de 100 a 160 ppm de salinomicina. En gallinas de postura, 25 ppm redujeron la producci贸n de huevos y consumo de alimento. Adicionalmente, en reproductoras broiler, una dosis de 60 ppm redujo la tasa de nacimientos (Fowler, 1995).

Narasina

La dosis recomendada para la narasina en pollo de engorde es de 60 a 80 ppm (Feed Additive Compendium). 240 ppm de narasina en pollos broiler redujeron el consumo de alimento y ganancia de peso, asociado adem谩s a una miositis esquel茅tica y aumento de c茅lulas grasas en coraz贸n. En gallinas, una dosis de 70 ppm redujo el tama帽o del huevo y el porcentaje de nacimientos (Fowler, 1995).

Davis, 1983 realiz贸 una prueba en pavos adultos y observ贸 un aumento significativo de la mortalidad al utilizar 70 ppm de narasina. Las aves afectadas presentaron incoordinaci贸n, debilidad muscular y baja en el consumo de alimento. Dosis m谩s bajas (25 a 40 ppm) se han asociado s贸lo a anorexia, ataxia, paresis, par谩lisis, ca铆da de las alas, disnea, diarrea y mortalidad en pavos de 8 a 22 semanas de edad (Fowler, 1995).

Maduramicina

La dosis recomendada es de 5 ppm (Feed Additive Compendium). Singh y Gupta (2003) realizaron un estudio de toxicidad medicando maduramicina a partir de los 14 d铆as de edad y por un per铆odo de 21 d铆as. Estos autores observaron una reducci贸n en la tasa de crecimiento de pollos alimentados con 5 y 10 ppm de maduramicina a los 21 d铆as de alimentaci贸n (Tabla 7). Los s铆ntomas cl铆nicos incluyeron diarrea acuosa, decai- miento y emplume anormal a partir de los 14 d铆as con 10 ppm y 21 d铆as con 5 ppm de maduramicina. En este mismo estudio observaron que la maduramicina a dosis altas induc铆a algunas alteraciones hematol贸gicas.

Lasalocid

Las dosis recomendadas de uso de lasalocid en aves van desde 75 a 125 ppm (Feed Additive Compendium). La intoxicaci贸n con lasalocid (300 a 400 ppm) produce una neuropat铆a perif茅rica caracterizada por edema, demielinizaci贸n y degeneraci贸n axonal (Gregory et al., 1995). En gallinas reproductoras broiler 105 a 125 ppm de lasalocid disminuyeron el porcentaje de nacimiento y dosis de 115 a 150 ppm produjeron ataxia en los machos y redujo la fertilidad y producci贸n de huevos (Fowler, 1995). Los pavos son bastante tolerantes a la toxicidad con lasalocid, no presentando mortalidad con dosis de hasta 750 ppm.

Intoxicaci贸n por Anticoccidiales Qu铆micos

Existen varios anticoccidiales qu铆micos en el mercado, de 茅stos el que reviste una gran importancia es la Nicarbazina El resto de los anticoccidiales qu铆micos son t贸xicos con niveles de inclusi贸n correspondientes a varias veces la dosis recomendada.

Nicarbazina

La nicarbazina es un producto muy efectivo contra la Coccidiosis Aviar llevando ya m谩s de 40 a帽os en el mercado. La dosis recomendada es de 125 ppm (Feed Additive Compendium). Sin embargo, esta dosis produce una disminuci贸n de la tasa de crecimiento de los pollos cercana al 4% al compararlo con un control no medicado (Gonz谩lez et al., 2003; Tabla 8).
Dosis mayores (250 y 500 ppm) disminuyen el crecimiento en forma m谩s marcada y proporcional a la dosis administrada (7 y 29%, respectivamente). Sin embargo, cabe destacar que con dosis equivalentes a 4 veces la dosis recomendada, no se observ贸 mortalidad de las aves debida a la nicarbazina. Al adicionar 12 a 16 veces la dosis normal de nicarbazina (1,600 a 2,500 ppm) se observa una alta mortalidad en pollos (Chapman, 1993).

Tambi茅n se ha observado que pollos alimentados con el doble de la dosis aprobada presentan un comportamiento de letargo y p茅rdida de conciencia del medio y un andar err谩tico. Las lesiones histopatol贸gicas incluyen degeneraci贸n de c茅lulas hep谩ticas y renales, hiperplasia de fol铆culos linfoides en pulm贸n y un aumento de los cuerpos malfigianos en el bazo. Tambi茅n se observa una reducci贸n en el n煤mero de bas贸filos y un aumento de trombocitos en la sangre (Chapman, 1993).

Los pollos que reciben la dosis recomendada de nicarbazina son m谩s susceptibles al estr茅s por calor que pollos que no recibieron nicarbazina (Keshavarz y McDougald, 1981). Asimismo, la mortalidad por nicarbazina aumenta en pollos sometidos a estr茅s por calor. La respuesta fisiol贸gica de las aves suplementadas con nicarbazina y expuestas a altas temperaturas incluyen un aumento de la tasa metab贸lica y desarrollo r谩pido de hipertermia. Aparentemente la nicarbazina aumenta la temperatura corporal por un mecanismo desconocido en aves estresadas por calor desviando a煤n m谩s el desequilibrio 谩cido- base, el lactato sangu铆neo y la frecuencia cardiaca en relaci贸n a aves no medicadas (Chapman, 1993).

Ha habido numerosos reportes sobre el efecto negativo de la nicarbazina en el sistema reproductivo de la gallina. Esta droga previene la maduraci贸n de los fol铆culos en el ovario y aun cuando el h铆gado contin煤a sintetizando la yema, 茅sta no se deposita en el fol铆culo induciendo hipercolesterolemia e hipercalcemia. Altas dosis de la droga (1,600 ppm) retardan el desarrollo de los test铆culos en los machos.

Otros efectos de la nicarbazina incluyen disminuci贸n de la producci贸n de huevos, del peso del huevo y de los nacimientos. La variable m谩s sensible al uso de nicarbazina en gallinas es la p茅rdida de pigmentaci贸n de la c谩scara de huevos marrones, la cual se observa a los 2 d铆as de consumir una dieta con 25 ppm de la droga. Esto se produce debido a una disminuci贸n del dep贸sito de protoporfirina en la c谩scara (Chapman, 1993). La nicarbazina tambi茅n induce la formaci贸n de una yema moteada, debido aparentemente a la p茅rdida de permeabilidad de la membrana vitelina y pasaje de fluido de la alb煤mina a la yema (Chapman, 1993).

La Tabla 9 muestra Dosis y efectos t贸xicos de los principales anticoccidianos en pollo de engorda, y la Tabla 10. Dosis y efectos t贸xicos en ponedoras y reproductoras de los principales anticoccidianos.

En la siguiente edici贸n de Los Avicultores y su Entorno, describiremos anticoccidiales qu铆micos como Roxarsona, Nitrofuranos, Sulfonamidas, Sapogeninas (Cocciaid), la Incompatibilidad entre Drogas, Calidad de Productos y Toxicidad, as铆 como los Comentarios Finales. Fotos Archivo BM Editores

Art铆culo publicado en Los Avicultores y su Entorno

Source: bmeditores.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *