Sin suelos no hay vida

El suelo est√° debajo de nuestros pies, pero raramente o√≠mos las se√Īales importantes que nos env√≠a.¬† El presidente americano Franklin D. Roosevelt dijo una vez:

La nación que destruye sus suelos, se destruye a ella mismaRaíces de leguminosas donde se pueden apreciar los nódulos fijadores de nitrógeno atmosférico.
Fuente imagen: Lidian Miotto/Shutterstock.com

Caminamos sobre los suelos, pero a menudo pensamos poco en lo que está justo debajo de nuestros pies. De hecho, los suelos son el granero de la nación Рy del mundo Рproporcionando alimentos y un montón de otras necesidades, incluidos nuevos medicamentos y materiales.

Sin suelo no hay vida.

Los suelos se forman durante cientos y miles de a√Īos, pero pueden ser destruidos por un solo evento, como un hurac√°n o una lluvia torrencial. Son vulnerables a la p√©rdida de nutrientes, a erosi√≥n por viento y agua; contaminantes, incluida la escorrent√≠a de las carreteras.

A pesar de un exterior humilde, los suelos son ecosistemas complejos compuestos de materia orgánica, minerales, agua, aire y billones y billones de organismos. Estos ecosistemas orquestan los procesos esenciales para el crecimiento de plantas y por ende la producción de alimentos y fibras.

Los suelos proveen servicios al ecosistem fundamentales para la vida, como son: 

  • Es el medio de vida de la abundante poblaci√≥n de organismos del suelo, incluyendo las plantas
  • Suministran nutrientes y agua a las plantas¬†
  • Fijan CO2 atmosf√©rico y lo convierten en carbohidratos complejos que se descomponen lentamente.
  • Son un medio activo de reciclaje de desechos animales y vegetales mediante la descomposici√≥n actuada por la inmensa poblaci√≥n microbiana
  • Filtran las aguas contaminadas antes de que llegue a las aguas subterr√°neas y los r√≠os.
  • Provee sustento a plantas y animales (incluyendo los humanos)
  • Modifica el clima del planeta al servir de buffer de temperatura, y la producci√≥n de polvo (ver este art√≠culo y este otro)
  • etc.

¬ŅOrdenando para cenar? Las plantas perfeccionaron el proceso hace mucho tiempo.

La pr√≥xima vez que est√© pensando si preparar la cena o pedir que la traigan, las plantas le han adelantado por mucho eones.¬† En un art√≠culo en la revista Science Advances, cient√≠ficos en las universidades de Rice y Cornell descubrieron que las plantas “piden” nutrientes, utilizando bacterias del suelo como servicio de entrega. Las plantas leen el entorno local y, cuando es necesario, producen y liberan mol√©culas llamadas flavonoides. Estas mol√©culas atraen microbios que infectan las plantas y forman n√≥dulos de nitr√≥geno en las ra√≠ces de las plantas, generando alimento (ver imagen arriba).

Cuando el nitr√≥geno ya est√° disponible, las plantas no necesitan hacer pedidos, nos dice la biogeoqu√≠mica de Rice, Caroline Masiello. Su capacidad para detectar la presencia de una fuente cercana de nitr√≥geno de liberaci√≥n lenta, como el carbono org√°nico, satisface el “hambre” de las plantas y calma sus se√Īales de flavonoides.

Comprender c√≥mo el carbono del suelo afecta estas se√Īales ofrece a los cient√≠ficos nuevas formas de dise√Īar interacciones beneficiosas entre plantas y microbios y dise√Īar aditivos para equilibrar las deficiencias en el suelo.

El suelo debajo de una secuoya gigante contiene una via rica y diversa. 
Fuente image: WikimediaComunicación suelo-planta: una calle de doble vía

As√≠ como el suelo se “comunica” con las plantas, tambi√©n lo hacen las plantas con el suelo. El suelo sirve como base para gran parte de la biodiversidad de la Tierra. All√≠ los organismos interact√ļan entre s√≠ y con las plantas, cumpliendo funciones importantes en los ecosistemas.¬†¬†

Los √°rboles, por ejemplo, son importantes promotores de comunidades microbianas en el suelo debajo de ellos. El cient√≠fico Stephen Hart de la Universidad de California en Merced y colegas descubrieron que las secuoyas gigantes influyen en la microbiota del suelo donde crecen.¬† Debido a la larga vida y la altura de los √°rboles, Hart cre√≠a que las secuoyas tendr√≠an un gran impacto en el suelo debajo de ellas. √Čl estaba en lo correcto. Su equipo examin√≥ los suelos en las arboledas de secuoyas Merced y Mariposa en el Parque Nacional Yosemite y descubri√≥ que las comunidades de microbios debajo de las secuoyas gigantes eran dos veces m√°s ricas en especies que las que se encuentran debajo de pinares vecinos.

El suelo de cada arboleda proviene en √ļltima instancia de su sustrato geol√≥gico: las rocas y sedimentos que formaron el suelo. Ese sustrato contribuye a la diversidad y composici√≥n de las comunidades microbianas debajo de los √°rboles.¬† “Ahora sabemos mucho m√°s sobre c√≥mo organismos como las bacterias influyen en la salud humana, el llamado microbioma humano. Es probable que las interacciones entre microorganismos tambi√©n sean cr√≠ticas para la salud de otras especies, como la secuoya gigante, el ser vivo m√°s grande de la Tierra.”

la zona crítica de la Tierra Рla capa entre el dosel del bosque y la base meteorizada de la roca madre (suelo) Рes crucial para el funcionamiento del planeta.
Fuente de image: Jenny ParksLa ‘zona cr√≠tica’ de la Tierra: donde se forma el suelo, lo que permite que la vida florezca

La zona crítica de la Tierra, la capa entre el dosel del bosque y la base del lecho de roca erosionada, es crucial para las funciones del planeta. Aquí, el suelo se forma a partir de la descomposición de las rocas, lo que permite que florezca la vida.

Para comprender y proteger mejor esta zona estrecha, es importante estudiar ¬ŅC√≥mo afecta la urbanizaci√≥n a los procesos de la zona cr√≠tica; c√≥mo funcionan las zonas cr√≠ticas en paisajes semi√°ridos y qu√© papel juega el polvo en el mantenimiento de estos ecosistemas; ¬ŅC√≥mo se puede restaurar la salud de la zona cr√≠tica despu√©s de perturbaciones como incendios forestales e inundaciones? y ¬Ņc√≥mo est√° cambiando el aumento del nivel del mar la zona cr√≠tica costera?

“A√ļn queda mucho por aprender sobre el planeta que llamamos hogar”, dice Richard Yuretich, director del programa de la Red Colaborativa de la Zona Cr√≠tica. “Los cient√≠ficos est√°n desarrollando modelos a nivel de sistemas para predecir c√≥mo la zona cr√≠tica est√° respondiendo a los procesos naturales y alterados por los humanos. La investigaci√≥n es importante para las decisiones futuras sobre c√≥mo deben interactuar los humanos y el medio ambiente”.

Para encontrar el mejor camino a seguir, dicen los cient√≠ficos, debemos escuchar y prestar atenci√≥n a las se√Īales en los suelos.

Sin suelos, de hecho, sin vida.

Basado en artículo de la National Science Foundation del 14 de octubre, 2020.  Lea el original.

Source: eanotas.jmarcano.com

Comparta el conocimiento ūüíö

Leave a Reply

Your email address will not be published.