Salud en la educaci贸n

Salud en la educaci贸n

Por el doctor Miguel Santos, auditor m茅dico

El 20 de septiembre de 2010, la entonces directora general de la Organizaci贸n Mundial de la Salud la Dra. Margaret Chan en la cumbre de los objetivos del milenio, en una intervenci贸n expres贸 que 鈥渓a salud y la educaci贸n est谩n 铆ntimamente unidas鈥.聽聽

Adem谩s la UNESCO tambi茅n expresa que 鈥渦na educaci贸n de calidad es el cimiento de la salud y el bienestar. Para llevar una vida productiva y saludable cada individuo debe poseer, adem谩s de otros factores que son determinantes de la salud, los conocimientos necesarios para la prevenci贸n de enfermedades y patolog铆as鈥.聽

Es por ello que tambi茅n nuestra Constituci贸n establece en su art铆culo 63 el derecho 鈥渁 una educaci贸n integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin m谩s limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocaci贸n y aspiraciones鈥. En adici贸n a este se encuentran los art铆culos 60 que proclama el derecho a la Seguridad Social y el 61 al derecho que tiene toda persona a la salud.聽

Nuestro pa铆s se declara como un Estado Social Democr谩tico y de Derechos, lo cual implica una serie de acciones que deben ser realizadas en favor de la sociedad y no de grup煤sculos que por cuestiones del destino, de manera temporal ostentan el poder que proviene del voto de una colectividad que los elige, sin embargo, esa minor铆a electa al momento de utilizar los poderes que proceden de esa capa de la sociedad, olvida de manera expedita lo prometido a esa mayor铆a con menores posibilidades de poder llegar a tener m铆nimamente condiciones de vida, que les permita a ellos y sus familias crecer, trabajar y envejecer dignamente, lo cual puede lograrse adem谩s de otros factores determinantes, con la vinculaci贸n de dos elementos vitales para la humanidad: Salud y Educaci贸n, las cuales deben para lograr los objetivos deseados, que ambas tengan cierto grado de calidad que permita que haya un real impacto y transforme de manera positiva la vida de los usuarios de estos servicios.

Aquellos que hemos nacido post tiran铆a de nuestra vida republicana y contamos con m谩s de cuatro d茅cadas de existencia, hemos visto como una parte de nuestros 鈥減ol铆ticos鈥 apostaban al crecimiento de nuestro pa铆s en base a la ignorancia de sus ciudadanos, dejando de lado la inversi贸n o escasa partida en el presupuesto de la naci贸n en dimensiones tan vitales como la educaci贸n y la salud.聽

La Ley 87-01, promulgada el 9 de mayo 2001 (19 a帽os atr谩s) en su art铆culo 6: Educaci贸n b谩sica sobre seguridad social expresa los siguiente:聽聽

La Secretar铆a de Estado de Educaci贸n incluir谩 en los planes de estudio de los niveles b谩sico y medio un m贸dulo orientado a educar a los ciudadanos sobre la seguridad social como un derecho humano y a explicar las caracter铆sticas del Sistema Dominicano de Seguridad Social, sus derechos y deberes y las formas de aprovechar sus programas y opciones. De igual forma, lo har谩n las escuelas de formaci贸n t茅cnica鈥.

Nuestra sociedad se ha ido transformando en los 煤ltimos a帽os con relaci贸n a la cantidad de informaci贸n que cualquiera de nosotros a trav茅s de un dispositivo tecnol贸gico, el acceso a internet y a energ铆a el茅ctrica puede obtener sobre cualquier tipo de informaci贸n que requiera, no obstante, esto no necesariamente quiere decir que garantice el aprendizaje y el conocimiento aplicado que pueda mejorar las vidas de esa sociedad.

Hasta el d铆a de hoy, en la revisi贸n de la curr铆cula del Ministerio de Educaci贸n (MINERD), ha estado ausente la presencia de la asignatura o m贸dulo relacionado a聽 la ense帽anza de聽 la seguridad social y por v铆a de consecuencia de los facilitadores quienes impartir谩n dicho tema, el cual es relevante para que tanto las nuevas generaciones como las actuales vayan tomando conciencia sobre la importancia de poder cuidar los escasos recursos con los cuales contamos los dominicanos en nuestra seguridad social, la cual no s贸lo se debe enfocar en la parte de salud (enfermedad com煤n, accidente de tr谩nsito, evento laboral y enfermedad profesional) , sino adem谩s en alimentos, desempleo, jubilaci贸n, pensiones, medio ambiente, seguridad ciudadana, educaci贸n, vivienda y cualquier otra necesidad b谩sica que se presente en la poblaci贸n.

En nuestro pa铆s contamos con m煤ltiples leyes que regulan, controlan, fiscalizan el comportamiento de los ciudadanos, sin embargo, la inobservancia por parte de los mismos ciudadanos, que en ocasiones promueven la ejecuci贸n de las consecuencias para aquellos quienes la incumplen, sin embargo, cuando les toca, la solicitud de clemencia, est谩 en sus labios a flor de piel y de aquellos que est谩n llamados a aplicarla, nos deja mucho que desear, en relaci贸n a tener una sociedad ejemplar.聽

Es por ello que hacemos un llamado a las autoridades actuales del MINERD, para que puedan buscar el procedimiento que permita que se cumpla lo establecido en el art铆culo 6 de la Ley 87-01, con la finalidad que vayamos reduciendo la brecha que existe entre la salud y la educaci贸n.聽

Finalizo con una frase del fil贸sofo Arist贸teles: 鈥淎quellos que educan bien a los ni帽os merecen recibir m谩s honores que sus propios padres, porque aquellos s贸lo les dieron vida, 茅stos el arte de vivir bien鈥. Aspiramos que en un futuro no muy lejano, nuestro pa铆s pueda fundamentar en principios morales y con los pilares de la salud y la educaci贸n, construir la base para iniciar la transformaci贸n en la sociedad que todos te贸ricamente anhelamos.

Avatar

Source: www.diariosalud.do

Comparta el conocimiento 馃挌

Leave a Reply

Your email address will not be published.