Instalan Autoridades el Instituto Mexicano de la Porcicultura

Redacción BM Editores.

El subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía (SE), Héctor Guerrero, y el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, en coordinación con el presidente de la Organización de Porcicultores Mexicanos (Opormex), Heriberto Hernández Cárdenas, pusieron en marcha el Instituto Mexicano de la Porcicultura (IMP), que tiene como objetivo promover la investigación científica y tecnológica y acercarla a los productores de pequeña y mediana escala.

En este evento, celebrado el día 3 de febrero en las instalaciones de la SE, asistieron la secretaria de la Opormex, María de la Luz Ábrego Chávez, el director General de ese mismo organismo, César López y el director del IMP, Mauricio Pérez y Sosa.

Cabe mencionar que el IMP es un proyecto con más de cuatro años de planeación y responde a las principales exigencias de los consumidores; es considerado un organismo multidisciplinario pionero en México, cuyos objetivos son la difusión de las actividades en el entorno porcícola, la educación de los consumidores y la investigación relacionado con la producción y comercialización de los alimentos derivados de la carne y subproductos del cerdo, todo ello, siempre basado en la ciencia y en la tecnología, lo que permitirá presentar información actual, confiable y práctica sobre una fuente de proteína animal, sana e inocua.

La consolidación del IMP es un logro alcanzado por la Organización de Porcicultores Mexicanos (OPORMEX), encabezada por Heriberto Hernández Cárdenas, y nació como una necesidad de atender a los consumidores más exigentes que han hecho que sea la carne más consumida en nuestro país.

El IMP se basa en valores como veracidad, confianza, transparencia, pasión por la ciencia, integridad, responsabilidad y trabajo en equipo, lo cual garantizará al consumidor que los porcicultores mexicanos, continuarán ofreciendo, el mejor producto a través de la asesoría de especialistas, académicos y científicos.

El IMP tiene como misión incrementar la eficiencia de porcicultores mexicanos, así como también el consumo de la carne de cerdo a nivel nacional; también consolidarse como una industria mexicana para este año, como referente basado en la ciencia e investigación, destacar en el sector como pioneros y lograr el reconocimiento de los productores, así como también del consumidor nacional.

El esfuerzo individual del IMP y la capacidad de hacer equipo es lo que permitirá mantener el ánimo para cultivar el trabajo oportuno en 4 pilares, base del trabajo constante.

Promoción al consumo: inspira el propósito de los mercados actuales nacionales con una atención personalizada.

Desarrollo e investigación: por la constante evolución de referente global al aporte de ideas de alto impacto.

Cuidado al medio ambiente: inversión económica con prospección futura y sustentabilidad.

Desarrollo comunitario: pilar que inspira el propósito de la dignidad y apoyo del capital humano de alto impacto.

En el evento el presidente de Opormex Hernández Cárdenas, señaló que el IMP es fundamental para promover una mayor estandarización de las normas sanitarias y las buenas prácticas pecuarias, en beneficio directo de los consumidores nacionales e internacionales.

Indicó que Opormex aglutina a más del 90 por ciento de los productores organizados del país, que operan con técnicas de clase mundial, lo que posibilitará acercar el conocimiento a los sectores productivos menos favorecidos.

Subrayó que los especialistas del Senasica serán socios activos de este esfuerzo del sector porcícola, con miras a potenciar la generación de cárnicos de cerdo, sanos, seguros e inocuos para los mexicanos y con ello avanzar en el objetivo de lograr la seguridad alimentaria.

el subsecretario de Industria y Comercio de la SE, Héctor Guerrero, destacó la importancia de esta industria en la generación de empleos para las familias mexicanas, sector detonador de inversión y que apoya la tarea de mantener la seguridad alimentaria del país.

Añadió que la actividad porcícola es una de las principales dentro de la estructura económica nacional y, debido a su aporte al valor agregado del sector agropecuario y la utilización eficiente de los recursos destinados a la ganadería, es una ejecución altamente dinámica y que contribuye significativamente al Producto Interno Bruto (PIB) de alimentos y productos básicos en nuestro país.

El subsecretario subrayó que la Secretaría de Economía está convencida de que con la creación del IMP se redefinirán rutas y crearán nuevos horizontes para impulsar casos de éxito para la industria y los productores de carne de cerdo, así como consolidar a México como un ente global preponderante en la producción de satisfactores porcícolas de alta calidad.

Señaló que el Instituto, además de servir como enlace entre los porcicultores mexicanos, tiene como propósito promover las bondades de la carne de cerdo entre la población, con argumentos basados en ciencia y con ello desterrar mitos que rodean al sector.

Apuntó que difundirán los procesos de mejora que llevan a cabo para cumplir con las buenas prácticas que regula la Secretaría de Agricultura, a través del Senasica, así como el compromiso de la industria organizada con el medio ambiente.

Respecto al trabajo interno, anunció que brindarán asesorías y capacitaciones y acercarán la innovación tecnológica a los productores que operan con procesos tradicionales.

Destacó que, con el fin de reducir el costo de estos procesos tecnológicos para los pequeños y medianos porcicultores, el Instituto servirá como validador y generador de modelos estándar, lo que les permitirá tener herramientas necesarias para competir de mejor manera en el mercado nacional e incursionar en los internacionales.

El director del Instituto Mexicano de Porcicultura, Mauricio Pérez y Sosa, destacó que la carne de cerdo es la proteína más consumida a nivel mundial, con cerca del 40 por ciento de preferencia, y sólo en nuestro país tiene un valor superior a los 62 mil millones de pesos y genera más de dos millones de empleos directos e indirectos.

Detalló que México es el octavo productor y consumidor de carne de cerdo en el mundo, con más de 1.4 millones y dos millones de toneladas, respectivamente. Y que además es el quinto exportador, con más de 344 mil toneladas, por lo que existe un amplio potencial de crecimiento para los porcicultores mexicanos.

Subrayó que uno de los objetivos del IMP es avanzar en la investigación científica para transformar la excreta de los cerdos en uno de los mejores fertilizantes para el campo, a fin de generar un valor agregado a la porcicultura y abastecer a los agricultores nacionales de fertilizantes sustentables.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Juan Cortina Gallardo, aseguró que la porcicultura mexicana es una industria que, gracias a la conversión de sus procesos, es un fuerte competidor en los mercados más exigentes a nivel mundial.

Refirió que en las visitas que ha realizado a empresas asentadas en Jalisco, Sonora, Yucatán, Puebla, Veracruz y Guanajuato, ha comprobado que cuentan con instalaciones de primer mundo, desde el proceso de reproducción, cría, engorda, sacrifico y procesamiento de productos derivados del cerdo.

Posteriormente, en rueda de prensa, el director general de Salud Animal del Senasica, Juan Gay Gutiérrez, reconoció el compromiso de los porcicultores con las campañas zoosanitarias que opera el organismo de Agricultura para prevenir y combatir las principales enfermedades rojas de los cerdos.

Ejemplo de ello, precisó, es el acompañamiento que ha hecho Opormex en las acciones preventivas contra la peste porcina africana en puertos, aeropuertos y fronteras, en las que además del personal federal, coadyuvan profesionales financiados por el organismo.

Source: bmeditores.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published.