Entrevista a Francesc Gascó

Francesc Gasc√≥, m√°s conocido en su canal de YouTube como El Pakozoico, es un paleont√≥logo que compagina su trabajo con la escritura y la divulgaci√≥n cient√≠fica. Estudi√≥ Biolog√≠a en la Universitat de Val√®ncia y, posteriormente, se doctor√≥ en Paleontolog√≠a en la Universidad Aut√≥noma en Madrid. En M√®tode, hemos hablado con √©l sobre su √ļltimo libro, Paleontolog√≠a Pop, sobre su carrera como paleont√≥logo y divulgador y sobre diversas curiosidades relacionadas con los dinosaurios que no dejar√°n indiferente a nadie.

¬ŅPor qu√© el t√≠tulo Paleontolog√≠a Pop?

Originalmente, el título era lo que ahora es el subtítulo, Lecciones desde el pasado, pero mi editora y el equipo editorial y de marketing me recomendaron poner uno más corto y que el otro se quedara como subtítulo. Tras darle muchas vueltas, pensando en un nombre atractivo, corto y con gancho, dimos con la opción de Paleontología Pop. Y este me pareció bien, porque el subtítulo representa realmente el significado del libro y lo que se pretende es popularizar la paleontología.

En el cap√≠tulo 3 habla sobre c√≥mo fantaseaba sobre peque√Īos caballos de tres dedos en el Pleistoceno mientras ve√≠a el monumento conmemorativo Ventana a Madrid.¬† ¬ŅA qu√© especie se refer√≠a?

Me refer√≠a a Hipparion. Los antepasados m√°s lejanos de los caballos ten√≠an cinco dedos como nosotros, rasgo que ha cambiado a lo largo de su historia evolutiva. Los caballos actuales solo tienen un dedo que soporta el casco. Por mi parte,¬†estoy muy familiarizado con un caballo de tres dedos que se llama Hipparion y que cuyos restos se han encontrado no solo en Madrid, sino tambi√©n en el yacimiento de Venta del Moro de Val√®ncia. Como estudiante de biolog√≠a, estuve un tiempo en estas excavaciones y el principal caballo, si no el √ļnico, que se encontraba en este yacimiento del Mioceno, era Hipparion. Evidentemente, ten√≠a que mencionarlo porque es muy curioso estudiar la anatom√≠a de los ancestros y los registros f√≥siles de los caballos.

En el libro también menciona las escalas de tiempo geológico. Las personas no expertas confundimos fácilmente los dinosaurios que vivieron en el Triásico, en el Jurásico o en el Cretácico.

Popularmente, la imagen que se tiene de los dinosaurios es que vivieron todas las especies juntas en una misma √©poca. Pero, en realidad aparecieron a mitad del Tri√°sico, hace unos 200 millones de a√Īos, y se desarrollaron y convirtieron en dominantes en el Jur√°sico. Los saur√≥podos aparecen al final del Tri√°sico y en el Jur√°sico se vuelven muy dominantes y tambi√©n aparecen los estegosaurios. En el paso del Jur√°sico al Cret√°cico, cambian unas especies por otras, de hecho, a primeros del Cret√°cico y a finales de este los grandes grupos que dominaban los ecosistemas eran diferentes. Popularmente, pensamos que todos viv√≠an juntos y que todos se extinguieron al final del Cret√°cico, pero hay una extinci√≥n de fondo durante toda la era mesozoica en que unas especies van desapareciendo y siendo reemplazadas por otras.

Portada de Paleontología Pop de Francesc Gascó

En general, se tiende a ver la evoluci√≥n como una cosa lineal, pero en el libro explica que se trata de un proceso totalmente aleatorio. ¬ŅEn este caso, es posible que el ser humano no est√© destinado a evolucionar hacia una especie m√°s inteligente?¬†

Todos los estudios gen√©ticos, paleontol√≥gicos y geol√≥gicos en general nos dan a entender que la evoluci√≥n no tiene nada de lineal, no hay tendencias evolutivas, tan solo puede observarse una supuesta o potencial tendencia cuando hay un cambio en el ambiente. Al final somos un c√ļmulo de consecuencias y la inteligencia ha sido una acumulaci√≥n de hechos en la evoluci√≥n humana. As√≠ pues, lo primero que hicimos fue ponernos de pie, hecho que cambia nuestra perspectiva y nos deja libres las manos para empezar a experimentar y hacer herramientas, a consumir la carro√Īa que dejan los carn√≠voros y a tener m√°s recursos, lo cual dispara de alguna manera la evoluci√≥n de nuestro cerebro y nuestra inteligencia. Por lo tanto, la inteligencia, al contrario de lo que se pensaba, no fue lo primero que apareci√≥ en la evoluci√≥n humana sino que el bipedismo fue el motor de nuestra evoluci√≥n.

Adem√°s de divulgador cient√≠fico, es paleont√≥logo y, en concreto, se dedica a la paleohistolog√≠a. ¬ŅEn que consiste esta rama y c√≥mo es para usted compaginar su trabajo con la divulgaci√≥n?

La paleohistología es muy interesante porque, a través del microscopio, con preparaciones muy delgadas de huesos de dinosaurios, podemos llegar a ver qué edad o qué estado de madurez tenía el animal en el momento de morir y se pueden extraer algunos detalles de su metabolismo. A parte, me sirve para reconciliarme con la parte de ciencias biológicas que tiene mi trabajo. En cuanto a compaginarlo todo, es muy difícil: de hecho, yo decidí dedicarme a la divulgación científica porque no podía optar a los siguientes pasos de la carrera investigadora y tampoco tenía tantas publicaciones, así que empecé a dar forma a mi tarea como divulgador científico con los temas que yo trabajo y con la disciplina en la que me he formado.

Form√≥ parte de una excavaci√≥n en N√≠ger en 2022 junto a su √≠dolo de la infancia, Paul Sereno. ¬ŅQu√© signific√≥ esta experiencia?

Participar en la expedici√≥n de N√≠ger fue una experiencia en todos los sentidos. Yo he visto los documentales donde sal√≠a el equipo de Paul Sereno en √Āfrica y otros lugares participando en expediciones y excavando dinosaurios desde que soy peque√Īo y ten√≠a la espinita clavada de participar alg√ļn d√≠a en ellos. Fue toda una experiencia vital estar all√≠ prepar√°ndolo todo para salir al desierto, convivir con los locales, tener que estar en la tienda de campa√Īa, cenar todos juntos y hablar de c√≥mo hab√≠a ido el d√≠a‚Ķ Adem√°s, ten√≠amos la suerte de contar con un equipo de grabaci√≥n y de prensa que estaba a nuestro lado en todo momento, de forma que en alg√ļn momento esto tambi√©n podr√©is verlo todos y todas.

En 2022 particip√≥ en otra excavaci√≥n en Cueva de los Toriles, Ciudad Real, y este a√Īo ha estado en la del yacimiento de Ruidera ‚Äď Los Villares. ¬ŅLa paleontolog√≠a puede servir como reclamo tur√≠stico en las zonas rurales?

Estoy muy a favor de emplear los recursos de patrimonio, tanto paleontológico como de cualquier otro tipo, como motor de desarrollo rural. Pienso que es muy importante desde muchos puntos de vista, primero porque tradicionalmente parecía que los científicos iban a cualquier lugar de la geografía, estudiaban lo que les interesaba y después se iban a la ciudad. Esto generaba una especie de malestar hacia disciplinas como la paleontología o la arqueología, porque parecía que se llevaban el patrimonio a las ciudades. Ahora se trabaja allí mismo, en colaboración con estas zonas. El caso paradigmático es el de Dinópolis y Teruel: allí, desde que abrió el parque de dinosaurios y el museo paleontológico, se han duplicado los restaurantes y la oferta hotelera, evidentemente también gracias a otros esfuerzos, pero uno de los hechos determinantes ha sido este.

¬ŅTenemos en la pen√≠nsula m√°s restos paleontol√≥gicos de lo que se cree?

El potencial que tiene este territorio es enorme, no solo en cuanto dinosaurios sino de restos paleontol√≥gicos en general. Por ejemplo, la provincia de Val√®ncia tiene un potencial incre√≠ble para la paleontolog√≠a de dinosaurios. Pero mientras otros pa√≠ses se desarrollaban cient√≠ficamente hablando, aqu√≠ la Guerra Civil y la posterior dictadura dificultaron mucho el proceso. Pero en los ochenta ya se describi√≥ el primer dinosaurio propio en Espa√Īa, en Teruel, y poco despu√©s se descubri√≥ el primer dinosaurio valenciano. La comarca de la Serran√≠a, en el interior de la provincia de Val√®ncia, est√° plagada de f√≥siles. Lo que falta es tener m√°s apoyo a las instituciones y profesionales que nos dedicamos a esto.

En Argentina, especialmente en la Patagonia, hay muchos restos de dinosaurios. ¬ŅPor qu√© se acumulan m√°s en unos lugares que en otros?

Los dinosaurios vivían por todo el planeta, así que la conservación de restos tiene más que ver con la historia geológica y factores geológicos. Por ejemplo, es muy fácil que los fósiles de los animales marinos se conserven porque en todos los ambientes con agua tiene lugar la sedimentación. Pero si hablamos de animales adaptados al medio terrestre, o bien quedan enterrados o no queda de ellos ni una muela, de forma que es muy complicado que se conserven restos en el registro fósil. Por lo tanto, los que encontramos son aquellos que estaban cerca de ríos largos, playas o mares, porque quedaron enterrados en esos sedimentos, o porque por condiciones climáticas fueron arrastrados hasta estas zonas. Todos estos condicionantes influyen sobre si perduran o no sus restos.

Dinosaurios, tigres dientes de sable, megalodones‚Ķ Eran animales gigantes y podr√≠amos pensar que el gigantismo era lo normal en la √©poca de los dinosaurios. ¬ŅEste gigantismo ten√≠a alg√ļn sentido evolutivo? ¬ŅO, por el contrario, era m√°s bien un h√°ndicap para su supervivencia y por eso los seres de gran tama√Īo han disminuido a lo largo de la evoluci√≥n?

Hacerse gigante comporta unos beneficios, pero tambi√©n problemas: un dinosaurio muy grande no ten√≠a rivales ni depredadores y estas ventajas hicieron que en algunos linajes se llegara a tama√Īos colosales, pero los animales m√°s grandes son tambi√©n los m√°s susceptibles a los cambios clim√°ticos y suelen caer ante estas condiciones ,porque necesitan de m√°s fuentes de energ√≠a. Pongamos un ejemplo diferente de los dinosaurios: el megalod√≥n. Este tibur√≥n se hizo muy grande, pero cuando empezaron las glaciaciones desapareci√≥ lo cual favoreci√≥ que algunos cet√°ceos empezaran a hacerse tambi√©n colosales, porque ya no hab√≠a un depredador tan grande que les diera caza. Hoy en d√≠a tambi√©n tenemos gigantes.

Hace poco un grupo de investigadores descubri√≥ en Morella una nueva especie de dinosaurio, Garumbatitan morellensis. ¬ŅCu√°ntas especies todav√≠a no conocemos?

El hallazgo de Garumbatitan morellensis es muy importante porque es el resultado final visible, el momento de gloria, de muchos a√Īos de trabajo. Muchos equipos estamos trabajando con restos de dinosaurios de edades parecidas y mientras trabajas con tu material, puedes contrastar con todo lo que se ha publicado antes, pero no tienes acceso en los resultados de investigaci√≥n de los otros equipos que est√°n trabajando en el mismo momento. De forma que, cuando finalmente se publica un art√≠culo como este, es como de repente volcar en el conocimiento cient√≠fico general toda esta informaci√≥n. Esto reformula lo que sabemos y nos da m√°s herramientas al resto de investigadores, de forma que es una cosa a celebrar en todos los niveles. Que finalmente se haya publicado y se pueda conocer esta especie nueva es muy relevante, ya no solo para el equipo por el reconocimiento de la tarea que han desarrollado en la zona, sino para la misma Morella, porque todo esto es un recurso para el desarrollo regional. El dinosaurio como tal aporta mucha informaci√≥n sobre el Cret√°cico inferior, puesto que es un saur√≥podo de cuello largo y en esta √©poca no se conocen tantos ni est√°n muy estudiados.

Teniendo en cuenta que existen muchos museos dedicados a los dinosaurios y los avances cient√≠ficos en materia de ADN y clonaci√≥n, ¬Ņexiste la posibilidad que en un futuro no muy lejano fuera posible un ¬ęJurassic Park¬Ľ?

Antiguamente, cuando me hacían esta pregunta, yo contestaba que no era posible. Pero hoy en día, con las sorpresas que nos ha dado el registro fósil, cada vez con más biomoléculas conservadas, junto con los estudios que se están haciendo sobre el desarrollo de las aves y qué genes son los responsables de sus características, y teniendo en cuenta, además, que vivimos en un momento en que hay mucho millonario interesado en desarrollar su propia tecnología, no pongo la mano en el  fuego de que no pueda pasar. Si a cualquier de estos magnates millonarios de la tecnología se le pone entre ceja y ceja que quiere montarse su parque de dinosaurios, se lo monta, aunque sean aberrantes. Serían capaces de hacerlo porque a veces la humanidad no conoce sus propios límites y entonces los intenta cruzar.

¬ŅLe gustar√≠a que pasara?

Soy muy consciente de que nunca recuperaremos estas especies del pasado tal como eran, porque no tenemos su genoma ni podremos obtenerlo completo nunca. Lo √ļnico que podr√≠amos hacer ser√≠a coger p√°jaros de hoy en d√≠a y modificarlos gen√©ticamente para que sean m√°s primitivos en aspecto, para que desarrollen garras, dientes‚Ķ pero estar√≠amos creando un monstruo que a nosotros quiz√°s nos parecer√≠a un dinosaurio, pero que en realidad ser√≠a una forma de vida aberrante. Incluso en el supuesto de que pudi√©ramos resucitar una especie desde el pasado, el mundo ha cambiado, ya no tienen el alimento que consum√≠an y ya no podr√≠an aprender los comportamientos de sus semejantes, de forma que a nivel de comportamiento tambi√©n ser√≠an aberrantes. As√≠ que, a mi ni√Īo interior le har√≠a mucha ilusi√≥n ver un dinosaurio vivo, pero con los pies a tierra, creo que ser√≠a una barbaridad muy grande.

En el caso hipot√©tico que no se hubieron extinguido los dinosaurios, ¬Ņhay alguna teor√≠a sobre c√≥mo habr√≠an evolucionado? ¬ŅEs posible que hubieran llegado a desarrollar una inteligencia como la nuestra?

Hay una teor√≠a de los a√Īos ochenta que dice que los dinosaurios carn√≠voros, un grupo muy emparentado con trod√≥ntidos, podr√≠an haber llegado a desarrollar una inteligencia como la nuestra. Pero hoy en d√≠a ha cambiado mucho la cosa, sabemos que los dinosaurios sobrevivieron y que son aves que no han tenido ning√ļn inter√©s en parecerse a nosotros. Hay aves tan inteligentes como aquellos dinosaurios, pero no son seres b√≠pedos, cabezones y con manos prensiles como nosotros ni se les espera. No hay ninguna raz√≥n por la que ning√ļn animal, aunque desarrollara una gran inteligencia, se pareciera en lo m√°s m√≠nimo a nosotros.

© Mètode 2023

Source: metode.es

Comparta el conocimiento ūüíö

Leave a Reply

Your email address will not be published.