Cómo hacerla y sus cuidados

Si quieres en tu decoración un efecto innovador y poco convencional, las kokedamas son una opción, ya sea en la decoración interior o exterior.

Kokedama es un t√©cnica japonesa de cultivo de plantas. Kokedama significa bola de musgo. Esta t√©cnica japonesa tiene unos 500 a√Īos de antig√ľedad y es una variante del bonsai. La tendencia comenz√≥ en Jap√≥n, pas√≥ a los Pa√≠ses Bajos y luego a los Estados Unidos. Hoy d√≠a, est√° en todo el mundo. La bola de musgo o kokedama puede estar compuesta de turba o peat moss, arena de r√≠o y akadama.

La planta que crece dentro de la kokedama, lo hace hasta que la bola de musgo se lo permita. Las raíces comenzarán a envolverse dentro de la bola.

Diferentes variedades de plantas pueden utilizarse para hacer kokedamas como árboles, arbustos, helechos, líquenes, hierbas aromáticas, plantas florales, plantas silvestres, plantas carnívoras y cactus y suculentas.

Materiales: Tierra, turba o peat moss, musgo sintético o fibra de coco, hilo resistente (el hilo puede ser de algodón, pero necesitarás un hilo mucho más resistente si deseas colgar tu kokedama porque sino el hilo terminará rompiéndose), Agua para hacer una especie de masilla.

Preparación. Todos los que hemos intentado hacer kokedamas tenemos nuestro propio método. Nosotras hacemos lo siguiente: Mezclamos el peat moss con la arcilla y un poco de agua hasta formar una especie de masilla y vamos haciendo una bola con la mezcla, cubriendo las raíces de la planta. Enrollamos en musgo sintético o fibra coco con una cuerda o hilo resistente. Si utilizas fibra de coco, será muchísimo más fácil envolver la kokedama, casi no necesitarás hilo. Procura que la planta quede en el centro de la bola.

En esta publicación que hicimos en instagram puedes ver un vídeo corto que hicimos explicando cómo se hace una kokedama. Puedes utilizar la siguiente proporción: 70% de tierra, turba o peat moss, 30% de arcilla (puedes agregar perlita y en lugar de agregar 30% de arcilla, agregas 25% de arcilla y 5% de perlita).

No recomendamos el musgo natural. Debemos hacer un esfuerzo por no utilizar musgo natural. El musgo tiene una función importante en el ecosistema en el que se desarrolla. Como alternativa al musgo natural puedes usar fibra de coco. El musgo preservado químicamente es musgo que ya no está vivo y se conserva siguiendo ciertos procedimientos. Permanece más tiempo que el musgo natural pero definitivamente no es la mejor opción para cuidar el medio ambiente.

Cuidado. Para nosotras, la kokedama es la forma m√°s f√°cil de mantener una suculenta viva. Dependiendo del clima y del tipo de planta, las condiciones de riego van a variar. Para las suculentas es muy f√°cil saber cu√°ndo requieren riego. En el caso particular de una suculenta cultivada dentro de una kokedama, ir√°s aprendiendo el peso que tiene tu bola de musgo cuando est√° h√ļmeda y con la experiencia, vas a saber cu√°ndo regarla con tan solo agarrarla y tomarle el peso con tus manos.

Riego. Sumerge la bola de musgo en agua como lo hicimos aquí pero durante 5 o 10 minutos. Deja que escurra toda el agua antes colocarla en su puesto.

Puedes hacer un jard√≠n de kokedamas colgantes en alg√ļn lugar en el interior o exterior de tu casa o colocarlas simplemente sobre un platillo de barro o de cualquier otro material. ¬ŅCon cu√°l planta te gustar√≠a hacer una?

Source: elpatiodemayra.net

Comparta el conocimiento ūüíö

Leave a Reply

Your email address will not be published.