Qui茅n fue Erik Leonard Ekman?

AgroMatrix Systems for Agricultural Marketing

ekman2s

Erik Leonard Ekman naci贸 el 14 de octubre de 1883 en Estocolmo. Era el hijo mayor de una familia numerosa. Era especialmente con su hermana Lisa con quien Erik Leonard mantuvo un cierto contacto a trav茅s de cartas durante muchos a帽os. Aquellas cartas, las cartas a Lisa, que se conservan en los archivos de la Fundaci贸n Ekman, proveen de un retrato de la vida de su hermano.

Erik Ekman aprendi贸 muy temprano a vivir en condiciones precarias. Aunque no obtuvo ayuda econ贸mica de su hogar, luego de obtener su bachillerato en 1903, decidi贸 continuar sus estudios universitarios en Lund, una prestigiosa universidad en el sur de Suecia. Durante sus a帽os universitarios realiz贸 expediciones cient铆ficas dentro y fuera de Suecia y trabaj贸 en el Museo de Historia Natural de Estocolmo.

Su primera larga expedici贸n al extranjero fue a Misiones, al norte de Argentina, en el a帽o 1907. Durante tres meses en Misiones, Ekman concluy贸 una colecci贸n representativa de hierbas argentinas. Este trabajo llam贸 la atenci贸n del Museo en Estocolmo y se le ofreci贸 una posici贸n en el Museo.

En marzo de 1910, Ekman viaj贸 a Berl铆n para estudiar las plantas que formar铆an parte de su disertaci贸n doctoral. Ah铆 conoci贸 al profesor alem谩n Ignatz Urban quien se convirti贸 en alguien muy importante para el futuro de Ekman. El profesor Urban estudi贸 los descubrimientos de Ekman y public贸 las principales plantas descubiertas por 茅l.

En febrero de 1914 recibi贸 su doctorado y poco tiempo despu茅s, en marzo del mismo a帽o, dej贸 Suecia, donde nunca regres贸.

Luego de una corta estad铆a en Nueva York, donde visit贸 el herbarium del Jard铆n Bot谩nico y conoci贸 a varios botanistas, lleg贸 a La Habana en abril de 1914. Su estad铆a en el Caribe durar铆a 17 a帽os. Falleci贸 en Santiago de los Caballeros, en la Rep煤blica Dominicana, despu茅s de pocos d铆as de enfermedad, en enero de 1931.

Ekman fue una persona fuera de lo com煤n. Fue un gran talento cient铆fico, orgulloso y con un gran sentido de respeto por s铆 mismo, por su conocimiento y su inmensa capacidad. Su personalidad comprend铆a muchos aspectos originales. Ten铆a gran desprecio por las convenciones y aprendi贸 a vivir bajo condiciones econ贸micas muy escasas. Una descripci贸n muy v铆vida de 茅l fue dada por William B. Seabrook en el libro The Magic Island (1929):

鈥淩ecogido en una esquina sombreada yac铆a durmiendo sobre su est贸mago, como un perro, un hombre delgado, sin afeitar, indescriptible, con pelo color de arena, con zapatos haitianos y sogas, sin medias, vestido con ropas viejas y gastadas (鈥) perm铆tame presentarles mi amigo el doctor Ekman de la Real Academia Sueca de Ciencia. Sucede que es la autoridad mundial respecto de la flora de las Indias Occidentales.鈥 Se dice que Ekman comentaba que esta descripci贸n de 茅l era en parte cierta.

A su llegada en La Habana, Ekman fue informado que hab铆a disturbios en La Hispaniola. M谩s a煤n, la peste se hab铆a desatado en Cuba y las comunicaciones por barco estaban suspendidas. Debido a estas circunstancias retras贸 su viaje a Hispaniola, un retraso que dur贸 diez a帽os, el tiempo que Ekman permaneci贸 en La Habana.

Ekman lleg贸 a Puerto Pr铆ncipe en julio de 1924. Las dificultades econ贸micas hab铆an desaparecido. El financiamiento de Estocolmo hab铆a sido reiniciado. En Hait铆 encontr贸 amigos que lo cuidaron y fue respetado y apreciado por su enorme conocimiento sobre la naturaleza y la flora de Hait铆.

La reputaci贸n de Ekman como conocedor de Hait铆 hizo que se embarcara en expediciones con cient铆ficos y con turistas. Entre los a帽os 1924 y 1928 Ekman explor贸 Hait铆 en todas聽聽 direcciones. Con frenes铆 inagotable escal贸 casi todas las monta帽as tales como el Masivo de la Hotte, Morne de la Selle y el Masivo Central.

El trabajo bot谩nico que Ekman llev贸 a cabo en Hait铆 fue de gran importancia. Sus colecciones fueron estudiadas por el profesor Urban en Berl铆n y por muchos otros especialistas. En junio de 1927 Ekman fue al fin formalmente reconocido por la Academia de Ciencias de Suecia. Ekman pas贸 cuatro a帽os en Hait铆 y se podr铆a decir que fue una etapa feliz de su vida. Al final de 1928 Ekman consider贸 que hab铆a explorado Hait铆 suficientemente y que era tiempo de ir al pa铆s vecino, Rep煤blica Dominicana.

LA REPUBLICA DOMINICANA

Ekman lleg贸 a Santo Domingo el 28 de diciembre de 1928. En Rep煤blica Dominicana concentr贸 sus excursiones en ciertas 谩reas. Cerca de la capital, encontr贸 sabanas con una flora que no ten铆a correspondencia en Hait铆. En las laderas de las monta帽as hall贸 las zonas bit贸picas m谩s ricas y en particular helechos. Gracias al material que Ekman recolect贸, Urban pudo terminar su extenso estudio de la flora en las Antillas Mayores titulado Plantae haitienses et domingenses novae vel rariores. Durante sus a帽os en la Rep煤blica Dominicana, Ekman vivi贸 en Moca o en Santiago de los Caballeros donde su buen amigo el doctor Raffaele Ciferri. Ciferri frecuentemente acompa帽aba a Ekman en sus excursiones.

En el libro Plantae Ekmanianae los textos sobre amaryllis (Hippeastrum), azulejo聽聽聽聽聽聽聽聽 (Cornutia) y m茅lastomataceas (Tetrazygia etc.) ilustran las colecciones bot谩nicas de Ekman en Rep煤blica Dominicana.

Untitled

Ciferri acompa帽贸 a Ekman en su 煤ltima gran excursi贸n. Esta se llev贸 a cabo del 17 al 18 de diciembre de 1930 y fueron a Firme del Banilejo, que es una monta帽a en la cordillera central en la zona del r铆o Maim贸n. El clima era muy malo y Ekman estaba cansado y probablemente sent铆a que ya no gozaba de plena salud. A la vuelta de esta excursi贸n pasaba la mayor parte del tiempo dentro de la casa con Ciferri y su familia. Estaba ocupado con sus plantas, organiz谩ndolas y poni茅ndoles etiquetas.

El 10 de enero de 1931 se enferm贸. Tuvo una fiebre muy alta. Luego de unos d铆as con la fiebre y el coraz贸n debilitado, muri贸 el 15 de enero en la Cl铆nica Altagracia en Santiago de los Caballeros. Ten铆a solo 47 a帽os.

Erik Leonard Ekman fue enterrado en el Mausoleo del Maestro en el cementerio de Santiago de los Caballeros. Ah铆 se encuentra hoy una estatua suya erigida por la Fundaci贸n Instituto Ekman. Al pie de la estatua hay una placa con la inscripci贸n siguiente:

鈥淒r. Erik Leonard Ekman

Santiago, R. D. 鈥15 ene. 1931

Eminente Bot谩nico Sueco que dedic贸

su vida a la flora del Caribe鈥.

Una estatua similar ha sido erigida en el Jard铆n Bot谩nico de Santo Domingo. Calles en Santo Domingo y en Santiago de los Caballeros llevan su nombre. De esta manera la memoria de Ekman y su importante labor cient铆fica se mantienen vivos en Rep煤blica Dominicana.

El Dr. Cifarri, en una emotiva carta al profesor Samuelsson, que se encuentra en el Museo de Historia Natural de Estocolmo, describi贸 la enfermedad de Ekman y su muerte:

鈥淟a 煤ltima excursi贸n que hicimos juntos, y que para 茅l fue su 煤ltima (鈥) fue a las monta帽as sobre el r铆o Maim贸n. Yo regres茅 despu茅s de una cuantas horas ya que no pod铆a encontrar nada importante, mientras que 茅l quer铆a continuar hasta la cima esperando encontrar las bellas flores de la nueva y hermosa especie llamada Omphalea. (鈥) Encontr贸 las flores pero durante la noche llovi贸 y no logr贸 encontrar refugio. (鈥) En la noche del diez de enero, jug贸 bridge con nosotros, como de costumbre, pero se quej贸 de sentir mucho fr铆o y se puso un chaqueta. A las 11 de la noche declar贸 que ten铆a fiebre pero s贸lo luego de muchas admoniciones logr茅 tomarle la temperatura que era de m谩s de 40 grados. Debo decir que mi amigo era siempre extremadamente despreocupado en lo relativo a su salud y no ten铆a confianza en los m茅dicos ni en la medicina y pensaba que podia curarse 茅l solo con quinina y cocciones de hierbas. (鈥) Finalmente acept贸 ir donde el m茅dico y lo llev茅 en mi auto donde el Dr. Eldon, un m茅dico brit谩nico que Ekman conoc铆a y que era uno de los m谩s h谩biles de Santiago. Luego de un largo y meticuloso examen el m茅dico hizo el siguiente diagn贸stico: una seria forma de malaria at铆pica (鈥) con s铆ntomas locales en los bronquios y los pulmones. (鈥) Ekman estuvo en todo momento de buen humor y continuo leyendo mis revistas cient铆ficas y discutiendo conmigo. No quer铆a quedarse largo tiempo en cama pero se recostaba por largas horas en el sofa. Su coraz贸n era muy fuerte y bromeaba conmigo sobre su coraz贸n, que dec铆a estaba hecho de acero puro fabricado en Suecia, del mismo acero que los vikingos usaron para fabricar sus espadas鈥.

EPILOGO

Erik Leonard Ekman estuvo ausente de Suecia durante 17 a帽os. La vida que escogi贸 fue una vida llena de dificultades. Su deseo era, luego de su estad铆a en Rep煤blica Dominicana, de continuar sus estudios cient铆ficos en Venezuela. Probablemente pens贸 que un d铆a volver铆a a un puesto en el departamento de bot谩nica del Museo de Historia Natural de Estocolmo. Sus cartas son testimonio del hecho que a pesar de que sufriera per铆odos oscuros en su vida encontr贸 gran satisfacci贸n a trav茅s de sus fant谩sticas colecciones bot谩nicas del Caribe, nunca antes logradas.

En su carta a Samuelsson en el verano de 1926 Ekman escribi贸:

鈥淐uando leo que mis antiguos amigos son profesores y miembros de la Real Academia de Ciencia me sucede a veces que dudo en seguir la estrella errante que me gu铆a. Encontrar茅 yo tambi茅n a Cristo en su pesebre al final del camino? No es lun谩tico e idiota entregar mi vida aqu铆, solo y con incesantes privaciones y fatigas? Lo 煤nico valioso para m铆 es la carta de reconociento que recibo de vez en cuando de usted o del professor Urban. Tambi茅n me es dado un cierto reconocimiento halagador de parte de los americanos y de las sociedades quasi-cient铆ficas aqu铆, pero compensa esto lo que he perdido? Me reconforto con el hecho que doy lo mejor de m铆 donde estoy ahora y dejo que la aprobaci贸n de mi conciencia sea compensaci贸n suficiente. Sin duda nac铆 para ser lo que soy, un aventurero moderno, un caminante errante en el tierra verde de Dios鈥.

Ekman es sin duda uno de los principales coleccionistas bot谩nicos de todos los tiempos. El hecho que trabaj贸 solo en el campo y con escasos recursos lo hace 煤nico entre los exploradores bot谩nicos. Ocho g茅neros de flores llevan su nombre.* M谩s de cien especies llevan el ep铆teto ekmanii en honor de el. Las colecciones de plantas caribe帽as de Ekman suman 35,750 ejemplares numerados que,,con sus dobles, corresponden a m谩s de 100,000 ejemplares. Descubri贸 aproximadamente 2,000 nuevas especies y alrededor de 40 g茅neros de plantas.

Las colecciones originales de Ekman se encuentran en el Museo de Historia Natural de Estocolmo. La gran colecci贸n de dobles que se encontraba en Berl铆n y que cont贸 con la colaboraci贸n de Urban, fue probablemente bastante completa pero fue destru铆da durante la segunda guerra mundial. Tambi茅n hay ejemplares de Ekman en herbarios en La Habana, Puerto Pr铆ncipe (Damien), Santo Domingo, Copenhague, Londres, Washington, Saint Louis, Cambridge, Massachusets (Universidad de Harvard), y Nueva York (New York Botanical Gardens).

(Fuente: Evento cient铆fico en conmemoraci贸n del gran naturalista Carlos Linneo y el bot谩nico famoso Erik Leonard Ekman, Cuba)

Me gusta esto:

Me gusta Cargando…

Source: moscosopuello.wordpress.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *