Importancia del control de la cetosis en las vacas lecheras

Dr. Eligio Gabriel Salgado Hern谩ndez.
Departamento de Medicina y Zootecnia de Rumiantes. FMVZ UNAM.

Resumen

La cetosis se caracteriza por la alta concentraci贸n de cuerpos cet贸nicos en la sangre y otros l铆quidos corporales, esto se presenta en las primeras semanas posparto en las vacas lecheras, dependiendo de la concentraci贸n y de los signos cl铆nicos podemos clasificar a la cetosis en cl铆nica o subcl铆nica.

Previo al parto las vacas lecheras disminuyen su consumo de alimento debido a diversos factores al mismo tiempo, la demanda de energ铆a y nutrientes aumenta para la s铆ntesis de leche, para satisfacer los requerimientos de energ铆a la vaca moviliza grasa del cuerpo y en el h铆gado se transforma en glucosa, una parte de esta grasa se transforma en cuerpos cet贸nicos los cuales se pueden medir por diferentes t茅cnicas de laboratorio y de campo, 茅stas 煤ltimas tienen mayor ventaja debido a su practicidad y a su rapidez, los resultados obtenidos son de mucha utilidad para la toma de decisiones de tratamiento el cual est谩 basado principalmente en la administraci贸n de precursores glucog茅nicos como el propilenglicol o sueros con dextrosa.

Importancia del control de la cetosis en las vacas lecheras control cetosis vacas lecheras 1Las vacas que presentan una alta concentraci贸n de cuerpos cet贸nicos despu茅s del parto tienen menor producci贸n de leche en toda su lactancia, tienen menor fertilidad y presentan mayor riesgo de presentar otras enfermedades como mastitis, metritis, desplazamiento de abomaso, etc. La base de la prevenci贸n de este problema radica en controlar la condici贸n corporal al parto, cuidar el confort de las vacas para evitar el estr茅s y la reducci贸n del consumo de alimento, por otro lado, existen diversos aditivos que se pueden agregar en la dieta para estimular el consumo de alimento y la disponibilidad de energ铆a.

驴Qu茅 es la cetosis y por qu茅 sucede?

La cetosis es un padecimiento en el cual se incrementa la concentraci贸n de cuerpos cet贸nicos a nivel sangu铆neo, esto se debe a que la energ铆a que la vaca lechera logra consumir es menor a la energ铆a que requiere para distintas funciones fisiol贸gicas vitales. Por un lado, debido a cambios hormonales y fisiol贸gicos las vacas disminuyen su consumo de materia seca (CMS) desde unos d铆as o incluso algunas semanas previas al parto, esta disminuci贸n es mayor en los 煤ltimos d铆as preparto. Despu茅s del parto el CMS incrementa poco a poco, sin embargo, este consumo es insuficiente para satisfacer la energ铆a requerida para la s铆ntesis de leche (Herdt, 2000). Alrededor del parto se activa el sistema inmune y hay inflamaci贸n, esto requiere una gran cantidad de energ铆a y otros nutrientes, lo cual contribuye al aumento de la demanda energ茅tica, as铆 mismo, la inflamaci贸n contribuye a la reducci贸n en el CMS generando un c铆rculo vicioso (Horst 2021).

Para resolver este problema de falta de energ铆a, la grasa almacenada en forma de triglic茅ridos en el cuerpo se separa y se moviliza hacia el h铆gado y a la ubre en forma de glicerol y 谩cidos grasos. En el h铆gado, los 谩cidos grasos ser谩n transformados en glucosa. Se requieren diversas cantidades de otros compuestos como la metionina, leucina o vitaminas del complejo B, f贸sforo, etc., los cuales participan como cofactores para facilitar la gluconeog茅nesis, cuando algunos de estos compuestos son insuficientes pueden suceder otras rutas metab贸licas y los 谩cidos grasos se vuelven a unir al glicerol y se depositan en el h铆gado dando lugar a la enfermedad denominada h铆gado graso, o inicia la s铆ntesis de cuerpos cet贸nicos (acetona, acetato y beta hidroxibutirato o BHB), cuando la movilizaci贸n de grasa es excesiva la concentraci贸n sangu铆nea de estos 煤ltimos aumenta causando la cetosis.

Cuando el BHB se encuentra en una concentraci贸n de aproximadamente entre 1.2 y 3 mmol/L de suero sangu铆neo y las vacas no manifiestan signos cl铆nicos de enfermedad se dice que las vacas tienen cetosis subcl铆nica. Si la concentraci贸n de BHB es mayor a 3 mmol/L las vacas pueden presentar diversos signos cl铆nicos tales como apat铆a, cabeza y orejas agachadas, nerviosismo, anorexia, p茅rdida de CC, pelo hirsuto, incoordinaci贸n, movimientos repetitivos repetitivos de la lengua, olor del aliento a acetona, etc., debido a esto, a esta condici贸n se le conoce como cetosis cl铆nica (Herdt 2000, Horst 2021).

M茅todos de diagn贸stico de cetosis La medici贸n de la concentraci贸n de cuerpos cet贸nicos se puede realizar por diferentes t茅cnicas, la m谩s exacta es la medici贸n de BHB en suero por fotocolorimetr铆a en un analizador bioqu铆mico en un laboratorio, tambi茅n se puede medir en orina y en leche la concentraci贸n de cuerpos cet贸nicos de manera semicuantitativa. Se ha desarrollado diversos equipos port谩tiles de medici贸n de BHB en sangre, los cuales tienen mayor precisi贸n que las pruebas en leche y orina (Iwersen 2009). Las muestras de sangre con anticoagulantes como EDTA, reducen la precisi贸n de la medici贸n, por lo que se recomienda usar sangre completa (Salgado et. al., 2018).

Importancia del control de la cetosis en las vacas lecheras control cetosis vacas lecheras 2

驴Cu谩l es su prevalencia y factores de riesgo?

La cetosis se presenta en las primeras 4 a 5 semanas posparto, pero la mayor prevalencia ser谩 en la primera y segunda semana, en casos donde las vacas tienen condici贸n corporal mayor a 3.5, la cetosis estar谩 m谩s presente en la primera semana posparto, cuando la causa es un consumo de alimento y/o energ铆a insuficiente la mayor prevalencia ser谩 en la segunda o tercera semana posparto. La prevalencia de cetosis subcl铆nica es muy variable, puede ir desde el 1 hasta el 60%, esto es debido a que las causas y factores de riesgo de este problema son multifactoriales, por lo que cada unidad de producci贸n puede tener mayor o menor control, lo cual se refleja en el n煤mero de casos de cetosis.

La prevalencia de cetosis cl铆nica va del 0 hasta el 15%. Los factores de riesgo tanto de cetosis cl铆nica como subcl铆nica incluyen la condici贸n corporal al parto, el n煤mero de partos, duraci贸n del periodo seco, la 茅poca del a帽o, tipo de parto, instalaciones, manejo, nutrici贸n, etc. (Vanholder et. al., 2015, Mellado et. al., 2018). Las vacas con una CC mayor a 3.5 tanto al secado como al parto presentan una mayor disminuci贸n del CMS en los 煤ltimos d铆as previos al parto, por lo que la movilizaci贸n de grasa y dep贸sito de 茅sta en el h铆gado ser谩 mayor.

Diversos factores de manejo y bienestar animal como reagrupaci贸n, cambios de corrales, exceso de animales en el corral, vacas y vaquillas revueltas, falta de agua, falta de sombra, pisos sucios, h煤medos o duros, falta de alimento en el comedero, poco espacio en el comedero por animal, vacunaci贸n reciente, distocia, mortalidad perinatal, etc., provocan mayor secreci贸n de cortisol y citocinas proinflamatorias, lo cual contribuye a mayor movilizaci贸n de grasa e inflamaci贸n y menor CMS. Las vacas que tienen una mayor duraci贸n del periodo seco tienden a acumular mayor cantidad de grasa corporal y por ende mayor puntaje de CC. Las vacas que tardaron en quedar gestantes despu茅s del parto anterior por alg煤n mal manejo o falla reproductiva ser谩n aquellas que tendr谩n mayor probabilidad de pasar un periodo seco de mayor duraci贸n y de desarrollar cetosis en el posparto.

驴Cu谩les son las consecuencias de la cetosis?

Las vacas que presentan cetosis subcl铆nica tienen mayor probabilidad de desarrollar cetosis cl铆nica e inflamaci贸n (metritis, endometritis, mastitis cl铆nica y subcl铆nica), esta inflamaci贸n consume una gran cantidad de energ铆a por lo que esto se traduce en disminuci贸n de la s铆ntesis de leche. El impacto negativo en este rubro representa aproximadamente una p茅rdida de producci贸n de leche en toda la lactaci贸n de aproximadamente 251 L en promedio, de acuerdo a un meta-an谩lisis en el cual se incluyen resultados de diversos estudios (Raboisson et. al., 2018). El CMS disminuye en las vacas con cetosis lo cual contribuye a menor producci贸n de leche, tambi茅n el riesgo de que la vaca presente desplazamiento de abomaso aumenta debido al bajo CMS. Esta baja de consumo implica tambi茅n la menor adquisici贸n de diversos nutrientes los cuales son necesarios para m煤ltiples funciones biol贸gicas importantes.

La secreci贸n de hormonas que regulan el ciclo reproductivo y el desarrollo folicular tambi茅n disminuye, por lo que la calidad de los oocitos, del cuerpo l煤teo y del futuro embri贸n se ven comprometidas, esto dificulta el proceso reconocimiento materno de la gestaci贸n y la implantaci贸n embrionaria, lo cual se ve reflejado en una baja fertilidad. Por otra parte, la alta concentraci贸n de BHB afecta la contracci贸n y la fuerza muscular y la expresi贸n de celos por parte de la vaca, lo cual tambi茅n contribuye a las fallas en los resultados del manejo reproductivo. Los par谩metros reproductivos como fertilidad al primer servicio, n煤mero de d铆as abiertos, taza de pre帽ez, etc., est谩n asociados a la duraci贸n de la cetosis, por ejemplo, Walsh et. al., (2012) clasificaron a las vacas de acuerdo al tiempo en que presentaron cetosis. El 50% de las vacas que no presentaron cetosis estaban gestantes al d铆a 108, las vacas con cetosis en la primera o segunda semana tuvieron una mediana de d铆as abiertos de 124 d铆as, mientras que las vacas cetosis en ambas semanas posparto la mediana de d铆as abiertos fue de 130 d铆as. Todo esto se resume en cuantiosas p茅rdidas econ贸micas por menor producci贸n de leche, menor fertilidad, tratamientos de 茅sta y otras enfermedades asociadas, y p茅rdidas por desechos.

Tratamiento de la cetosis Existen diferentes tratamientos de la cetosis subcl铆nica, entre ellos se puede mencionar el propilenglicol, el glicerol, dextrosa, butafosfan, cianocobalamina (vitamina B12), etc., todos ellos tienen como objetivo incrementar la energ铆a disponible para disminuir la movilizaci贸n de grasa corporal y la generaci贸n de cuerpos cet贸nicos. El propilenglicol se administra a una dosis de entre 250 y 400 ml por animal por d铆a durante 5 o 6 d铆as. Con esta dosis, Cascone et. al., (2022) observaron que el porcentaje de vacas curadas va del 54 al 75%, las vacas que fueron diagnosticadas y tratadas en los d铆as 1 a 9 posparto responden de mejor manera al tratamiento que las vacas que se diagnostican con cetosis entre 21 y 30 d铆as en leche. Mc Art et. al., (2011) trataron vacas con cetosis subcl铆nica con una dosis de 300 ml de propilenglicol durante los d铆as necesarios para disminuir la concentraci贸n de BHB a menos de 1.2 mmol/L en sangre, en algunos casos, 3 d铆as de tratamiento fueron suficientes, en otros se requiri贸 hasta 6 d铆as.

Las vacas con cetosis subcl铆nica que son tratadas tienen mayor producci贸n de leche y menor riesgo de desarrollar cetosis cl铆nica en comparaci贸n con las vacas que no son tratadas (Mc Art et. al., 2011). La cetosis cl铆nica tambi茅n se trata igual que la cetosis subcl铆nica, sin embargo, en casos donde se presentan signos neurol贸gicos o la concentraci贸n de BHB es muy alta (cercana a 5 mmol/L) y la concentraci贸n de glucosa es muy baja (< 2 mmol/L), se recomienda incrementar lo m谩s pronto posible la glucosa en sangre, lo cual se logra con la administraci贸n de 500 ml de una soluci贸n de dextrosa al 50% por v铆a endovenosa en una sola ocasi贸n, en los siguientes d铆as se contin煤a con propilenglicol, butafosfan y vitamina B12 durante 3 d铆as como lo descrito anteriormente para la cetosis subcl铆nica. La administraci贸n decorticoesteroides es efectiva para tratar la cetosis, sin embargo, el principio biol贸gico de este tratamiento consiste en detener la proliferaci贸n de las c茅lulas responsables de la s铆ntesis de leche en la gl谩ndula mamaria y la producci贸n de leche, adicionalmente las vacas que reciben dexametasona tienen menor riesgo de quedar gestantes, por lo que este tratamiento no es efectivo en t茅rminos de costo beneficio (Gordon et. al., 2017).

驴C贸mo podemos prevenir la cetosis?

La base de las medidas de prevenci贸n de la cetosis tanto cl铆nica como subcl铆nica radica en evitar la reducci贸n del consumo de alimento previo al parto, despu茅s del parto, el consumo debe aumentar as铆 como la energ铆a disponible en la dieta. Un requisito indispensable para estimular el consumo en las vacas es que est茅n en 贸ptimas condiciones de confort y bienestar, que tengan el suficiente espacio tanto de corral como de comedero para que no est茅n compitiendo por el alimento, las vaquillas deben estar separadas de las vacas adultas, la falta de sombra y agua en condiciones de estr茅s cal贸rico tambi茅n contribuye a la reducci贸n del CMS, por lo que los corrales deben contar con sombra y bebederos.

La dieta debe estar balanceada de acuerdo con los requerimientos nutricionales, ya que carencias de nutrientes o excesos predisponen a las vacas a presentar diversas enfermedades que afectan el CMS. Un aspecto muy pr谩ctico, pero a menudo poco considerado, es la disponibilidad de alimento en el comedero, las vacas en etapa de preparto son tan importantes como las vacas que ya se encuentran en producci贸n, por lo que se les debe ofrecer comida dos o tres veces al d铆a y deben tener alimento disponible las 24 horas del d铆a. Existen en el mercado diversos aditivos tales como la monensina s贸dica, aceites esenciales, sorbitol, precursores glucog茅nicos, enzimas, levaduras, etc., que por medio de diversos mecanismos contribuyen a reducir la cetosis ya sea al estimular el CMS o al mejorar la digestibilidad del alimento.

Importancia del control de la cetosis en las vacas lecheras control cetosis vacas lecheras 3

En conclusi贸n, la cetosis es un problema que se presenta en un alto porcentaje de las vacas lecheras en las primeras semanas posparto, causa p茅rdidas econ贸micas diversas debido a la menor producci贸n de leche durante toda la lactancia, aumento de otras enfermedades asociadas, aumento en el riesgo de desecho temprano y reducci贸n de la fertilidad. Debido, a esto es muy importante identificar y diagnosticar lo m谩s pronto posible a las vacas con cetosis y tratarlas, pero es a煤n m谩s importante establecer las medidas de prevenci贸n. Las tecnolog铆as nutricionales pueden ser una herramienta muy efectiva, para obtener mas informaci贸n sobre las soluciones proporcionadas por Land O鈥橪akes contacte a su representante m谩s cercano o visite www.lolan.mx

BIBLIOGRAF脥A

鈥 Herdt TH. Ruminant adaptation to negative energy balance. Influences on the etiology of ketosis and fatty liver. Vet Clin North Am Food Anim Prac. (2000) 16:215-30. doi: 10.1016/S0749- 0720(15)30102-X

鈥 Horst, E. A., Kvidera, S. K., & Baumgard, L. H. 2021. Invited review: The influence of immune activation on transition cow health and performance-A critical evaluation of traditional dogmas. Journal of Dairy Science, 104(8), 8380-8410.

鈥 McArt JAA, Nydam DV, Ospina PA and Oetzel GR. 2011. A field trial on the effect of propylene glycol on milk yield and resolution of ketosis in fresh cows diagnosed with subclinical ketosis. Journal of Dairy Science 94, 6011鈥6020.

鈥 Raboisson D, Mouni茅 M and Maign茅 E. 2014. Diseases, reproductive performance, and changes in milk production associated with subclinical ketosis in dairy cows: a meta-analysis and review. Journal of Dairy Science 97, 7547鈥7563.

鈥 Iwersen M, Falkenberg U, Voigtsberger R, Forderung D, Heuwieser W. 2009. Evaluation of an electronic cowside test to detect subclinical ketosis in dairy cows, Journal of Dairy Science, Volume 92: 6, 2618-2624.

鈥 Salgado* H.E.G, Aparicio C.A, Castillo M.A, Bouda J. Flores A.R, Rendon V.J 2017. Evaluaci贸n de un equipo port谩til y forma de conservaci贸n de muestras para el diagn贸stico de cetosis en vacas lecheras. XLI Congreso Nacional de Buiatr铆a, Acapulco, Gro, M茅xico

鈥 Mellado, M., D谩vila, A., Gayt谩n, L., Mac铆as-Cruz, U., Avenda帽o-Reyes, L., & Garc铆a, E. (2018). Risk factors for clinical ketosis and association with milk production and reproduction variables in dairy cows in a hot environment. Tropical animal health and production, 50, 1611-1616.

鈥 Vanholder, T., Papen, J., Bemers, R., Vertenten, G., & Berge, A. C. B. (2015). Risk factors for subclinical and clinical ketosis and association with production parameters in dairy cows in the Netherlands. Journal of dairy science, 98(2), 880-888.

鈥 Walsh RB, Walton JS, Kelton DF, LeBlanc SJ, Leslie KE, Duffield TE 2007. The effect of subclinical ketosis in early lactation on reproductive performance of postpartum dairy cows J. Dairy Sci. 90:2788鈥2796 doi:10.3168/jds.2006-560.

鈥 Cascone G, Licitra F, Stamilla A, Amore S, Dipasquale M, Salonia R, Zecconi A. 2022. Subclinical Ketosis in Dairy Herds: Impact of Early Diagnosis and Treatment. Frontiers in Veterinary Science, 9, 895468.

鈥 Gordon JL, LeBlanc S J, Kelton DF, Herdt TH, Neuder L, Duffield TF. 2017. Randomized clinical field trial on the effects of butaphosphan-cyanocobalamin and propylene glycol on ketosis resolution and milk production. Journal of Dairy Science, 100(5), 3912-3921.

Art铆culo publicado en 芦Entorno Ganadero Agosto Septiembre 2023鈥

Source: bmeditores.mx

Comparta el conocimiento 馃挌

Leave a Reply

Your email address will not be published.