Tecnologías de emisiones negativas para alcanzar el Acuerdo de París

Las tecnolog√≠as de emisiones negativas, conocidas como NET (Negative Emissions Technologies), son para muchos expertos una de las alternativas con m√°s posibilidades para alcanzar los objetivos del Acuerdo de Par√≠s. Repsol es una de las compa√Ī√≠as que con mayor firmeza defienden esta afirmaci√≥n.

Ls tecnologías de emisiones negativas son aquellas que retiran CO2 de la atmósfera. Son, por tanto, el contrapunto perfecto para aquellas empresas preocupadas por reducir el impacto medioambiental de su actividad, pues permiten compensar las emisiones imposibles de evitar.

Repsol ha sido una de las primeras compa√Ī√≠as en asumir el reto de ser cero emisiones netas antes de 2050. ‚ÄúDebemos reducir todo lo posible el CO2 emitido. Esa mitigaci√≥n tendr√° un l√≠mite y encontraremos emisiones que no se puedan abatir, por lo que tambi√©n deberemos recurrir a estas ‚Äėtecnolog√≠as naturales‚Äô que nos permitan acomodar carbono en suelos, bosques u oc√©anos‚ÄĚ, explica Antonio L√≥pez, Gerente de Energ√≠a y Cambio Clim√°tico de Repsol.

Los nuevos proyectos de reducci√≥n de emisiones de Repsol en Espa√Īa

La compa√Ī√≠a energ√©tica trabaja en potenciar los oc√©anos y los suelos como sumideros de carbono a la producci√≥n de bioenerg√≠a combinada con el secuestro de CO2; tambi√©n desarrolla proyectos de uso y almacenamiento de CO2 (CCUS por sus siglas en ingl√©s) y, a trav√©s de Fundaci√≥n Repsol, participa en una empresa de reforestaci√≥n.

Las tecnologías de emisiones negativas de Repsol

Repsol ha puesto en marcha varias vías para compensar las emisiones inevitables derivadas de su actividad. Las más importantes son:

  • Reforestar y evitar la deforestaci√≥n son, hoy por hoy, las soluciones clim√°ticas naturales m√°s efectivas y con los costes m√°s viables para combatir el cambio clim√°tico.
    Seg√ļn estima el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim√°tico de Naciones Unidas (IPCC por sus siglas en ingl√©s), ser√° necesario incrementar la superficie forestal del planeta en 1.000 millones de hect√°reas, una extensi√≥n equivalente a Canad√°, para cumplir con el objetivo de limitar a 1,5¬ļC el calentamiento global, el escenario m√°s ambicioso del Acuerdo de Par√≠s.
    Las tecnolog√≠as forestales puestas en marcha por Repsol incluyen la aforestaci√≥n, plantar √°rboles en √°reas donde no los ha habido en los √ļltimos 50 a√Īos, la reforestaci√≥n de zonas recientemente deforestadas o degradadas y prevenir la p√©rdida de masa forestal.
    La reforestaci√≥n y la aforestaci√≥n son soluciones a medio plazo porque los √°rboles necesitan unos 40 a√Īos de crecimiento para alcanzar su plenitud en la captura de carbono.
    La compa√Ī√≠a tiene iniciativas en estudio para prevenir la deforestaci√≥n en Malasia, Per√ļ o Colombia y, en aquellos proyectos en los que se necesita, realiza un estudio de impacto medioambiental ‚Äúdonde la protecci√≥n de la biodiversidad es muy relevante‚ÄĚ.
  • Otra iniciativa para contribuir a la lucha contra el cambio clim√°tico es la adquisici√≥n del 21,39% del capital de Sylvestris, a trav√©s de Repsol Impacto social, un proyecto de Fundaci√≥n Repsol para desarrollar empresas que trabajen en la transici√≥n energ√©tica y la inclusi√≥n de colectivos vulnerables.
    Sylvestris es una empresa espa√Īola de restauraci√≥n forestal y con el apoyo de Repsol, esta empresa social prev√© repoblar m√°s de 2.200 hect√°reas de √°rboles hasta 2024, que absorber√°n 165.000 toneladas de CO2. Adem√°s, en la actualidad, de la mano de Sylvestris se est√° trabajando en un plan de expansi√≥n de su actividad a nivel nacional e internacional.
    El proyecto de Sylvestris, que implica la contratación de cerca de 2.500 personas, en su mayoría de colectivos vulnerables es una muestra de que, además de otros beneficios medioambientales como la mejora de la fertilidad de los suelos o el freno a la desertificación, la reforestación puede crear actividad económica y empleo en zonas rurales en riesgo de despoblación.
  • En el √°mbito acad√©mico, Fundaci√≥n Repsol ha puesto en marcha, una C√°tedra de Transici√≥n Energ√©tica en la Universidad de Barcelona para promover el conocimiento y la divulgaci√≥n de los distintos sistemas de recuperaci√≥n y aprovechamiento de CO2 y acercar el concepto de transici√≥n energ√©tica a la sociedad.
  • En el desarrollo de las t√©cnicas de CCUS, la compa√Ī√≠a canaliza sus esfuerzos junto a sus socios de Oil & Gas Climate Initiative (OGCI), organizaci√≥n que agrupa a 12 grandes compa√Ī√≠as del sector oil & gas, y que est√° destinando a fomentar estas tecnolog√≠as cerca de la mitad de los 1.000 millones de d√≥lares con los que est√° dotado su fondo de inversi√≥n.
    OGCI promueve avances tecnológicos como solución al cambio climático invirtiendo en otras empresas con alternativas innovadoras en la captura, uso y almacenamiento de CO2. Entre ellas, la canadiense Svante, que ha logrado reducir a la mitad los costes sobre otras técnicas actuales empleando para la captura unos filtros realizados con nanomateriales a medida.
  • Asimismo, con el soporte cient√≠fico de su centro de investigaci√≥n Repsol Technology Lab, Repsol est√° evaluando, en todos sus proyectos de Upstream en desarrollo, la opci√≥n de neutralizar las posibles emisiones de CO2 captur√°ndolo y almacen√°ndolo geol√≥gicamente: ‚ÄúEn algunos proyectos no es factible porque no se encuentra la estructura geol√≥gica adecuada, pero siempre que sea viable, lo haremos‚ÄĚ, prosigue L√≥pez.

El potencia del otras tecnologías de emisiones negativas

Repsol tambi√©n sigue con atenci√≥n el desarrollo de otras NET con ‚Äúun potencial enorme pero aun poco maduras‚ÄĚ como la fertilizaci√≥n de los oc√©anos, empleando hierro o nitr√≥geno como nutrientes para estimular el crecimiento del plancton vegetal, que podr√≠a absorber cantidades masivas de CO2 con la fotos√≠ntesis.

Otra opción es la captura directa del aire (DAC), que retira CO2 de la atmósfera para almacenarlo geológicamente o darle uso. Aquí el reto es secuestrar un gas que está muy diluido en el aire, con un 0,04% de concentración media.

Otra alternativa de captura de CO2 es la Bioenergía con Captura y Almacenamiento de Carbono (BECCS, por sus siglas en inglés), que aporta su reducción por dos vías: por un lado, los cultivos que se utilizan como biomasa capturan CO2 en su crecimiento; y por otro, cuando esa biomasa se quema para generar energía, se captura el CO2 para almacenarlo geológicamente, resultando un balance negativo en emisiones.

Incrementar la cantidad de materia org√°nica en los suelos con peque√Īos cambios en las t√©cnicas agr√≠colas ayudar√≠a a recuperar estos suelos como grandes sumideros de carbono y contribuir√≠a tambi√©n a que ‚Äúotros sectores econ√≥micos como la agricultura, silvicultura y otros usos del suelo que genera el 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero de origen antropog√©nico, reduzcan su huella de carbono‚ÄĚ, concluye L√≥pez.

 

Te puede interesar…Te puede interesar

Source: www.energynews.es

Comparta el conocimiento ūüíö

Leave a Reply

Your email address will not be published.