Sector agroindustrial, a favor de agricultura sustentable

AgroMatrix Systems for Agricultural Marketing

Redacción BM Editores.

 El Glifosato es un herbicida que elimina la maleza que crece de manera natural alrededor de los cultivos, pero que además ha quedado demostrado que el uso adecuado de este químico fomenta la productividad del campo, aseguró la presidente del Sector de Alimentos, Bebidas y Tabacos de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), Mtra. Marcela Martínez Pichardo.

Al exponer reflexiones sobre el uso de este químico en los cultivos, particularmente en el del maíz, la especialista señaló que este cereal es el de mayor producción en el mundo, pero tan sólo después del petróleo, es el producto natural con más usos industriales, pues está presente en más de 60 sectores de la industria.

Señaló que el maíz se encuentra en más de 30 mil productos entre los que se encuentran alimentos, bebidas, alimentos para bebés, alimento para nutrición animal (pecuario), medicamentos, textil, cuidado personal, papel y cartón.

En materia de producción y autosuficiencia, dijo, México consume 45 millones de toneladas de maíz al año, teniendo una producción anual de maíz blanco de 24 millones de toneladas, donde tiene una autosuficiencia, pero de maíz amarillo se producen 3 millones de toneladas, con un déficit de necesidad y producción de importar de 18 millones de toneladas al año, principalmente del mercado de los Estados Unidos.

A este contexto nacional productivo adverso, añadió, se agrega el escenario internacional, con factores como el de los precios presionados por los mercados mundiales, el cambio climático y la sequía que afectan los volúmenes de producción en todos los países y en  el último renglón adverso el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, lo que en general afecta la producción y abasto mundial del maíz.

Por ello y ante el Decreto del Gobierno Federal que busca sustituir gradualmente el uso del Glifosato, otorgando al CONACyT la tarea para que se constituya como la entidad responsable para buscar y promover un sustituto amigable al medio ambiente, cosa que hasta la fecha no ha pasado ni se han presentado los estudios de impacto económico que deberían estar acompañados de la medida.

Martínez Pichardo puntualizó que sin Glifosato, la producción, mano de obra y el rendimiento de la producción resulta variable, además de que el desabasto de los insumos hace que, acorde a la oferta-demanda se encarezca el costo de producción.

Otro impacto importante es el costo del producto final, pues éste se encarece debido a la falta de insumos e incremento en el costo de producción.

Como conclusión, Martínez Pichardo dijo que el Decreto es un reto que se presenta como una oportunidad para que el campo recobre su valor como sector, fortalezca su desarrollo y continúe siendo el motor del desarrollo económico del país.

Y señaló que como sector agroindustrial, creemos en la agricultura sustentable como factor fundamental para asegurar la producción y como protección al ambiente, siempre y cuando se hagan todos los estudios y pruebas científicas necesarias para que se garantice el abasto de toda la cadena de valor del maíz en la agroindustria.

Source: bmeditores.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *