Regulan temperatura con agricultura vertical

AgroMatrix Systems for Agricultural Marketing

Los invernaderos de cristal no son habituales en Sudáfrica, pero para el exarquitecto Francois van der Merwe (en la foto), estos invernaderos, con una vida útil de más de 20 años, resuelven de un plumazo el eterno problema de la agricultura vertical: los elevados costes de la energía.

Sostiene que el innovador sistema patentado de CAN-Agri ofrece varias ventajas con respecto a otros métodos agrícolas.

“Nuestro sistema produce lechugas y verduras de hoja de la más alta calidad, sin plaguicidas ni herbicidas, y además sostenibles y sin impacto negativo en el medioambiente”

“Es un error depender completamente de la luz artificial”
“Nos dimos cuenta pronto de que la sostenibilidad y la escalibilidad eran la clave. Si no resolvemos el problema de la sostenibilidad, las fincas verticales seguirán pareciendo una magnífica ventana al futuro y un fenómeno de nicho”.

“Es un error depender totalmente de la luz artificial y producir en el interior de una construcción cerrada. La luz natural nos permite producir productos de gran consumo como la lechuga, así como productos de nicho como las hierbas aromáticas”.

El sistema de CAN-Agri se utilizará en proyectos futuros en Namibia y los Emiratos Árabes Unidos (fotos facilitadas por CAN-Agri)

CAN-Agri, situada en Klipkop, en el Bronberg, este de Pretoria (Sudáfrica), actualmente cultiva lechugas de alta gama para retailers como PicknPay. También sirve al canal horeca y a varios establecimientos de comida rápida de Gauteng como Wimpy y Mugg & Bean.

“No tengo que buscar la parte perfecta del espectro luminoso”
“El coste de explotación de la agricultura de interior es demasiado alto para ser sostenible debido a los costes de la luz artificial, el clima artificial y los sistemas de ventilación. El elevado consumo energético obliga a cultivar productos para nichos de mercado a un precio alto. Nosotros nos ceñimos a los principios naturales. No tengo que buscar la parte perfecta del espectro luminoso para mis plantas”.

Las mejores lámparas led aportan 230 micromoles de luz por m² por hora, indica. “En comparación, la luz solar natural proporciona 1.400 micromoles por m² a mediodía. Nuestro enfoque difiere del de otros métodos de agricultura vertical porque, desde el inicio, decidimos buscar soluciones para los factores causantes de los altos costes. La energía es una de las cosas en las que podemos verdaderamente marcar la diferencia, motivo por el cual teníamos que hallar la manera de utilizar la luz natural”.

Su consumo energético medio es de 0,59 kW/h por kilo de producto.

Las columnas de cultivo también funcionan como radiadores

Cultivar en un invernadero tiene sus retos, observa Francois van der Merwe, y han tenido que encontrar una solución para el principal problema: mantener un clima homogéneo en una caja de cristal. “Nuestra respuesta fue utilizar nuestro sistema de plantación para calentar y enfriar las plantas”.

En el invernadero de CAN-Agri, las plantas se colocan en una columna vertical con espacio para 80 plantas en su configuración modular actual.

Hay 4.500 columnas de 6 metros de alto en el invernadero. Estas columnas se utilizan como sistema de plantación y también como dispositivo de climatización.

La suma de los 27 km de “tuberías” actúan como radiador gigantesco. El agua se enfría o, con menor frecuencia, se calienta a la temperatura deseada y se bombea por todo el sistema para refrescar la temperatura donde se precise.

“Lo que hace único a nuestro sistema de cultivo es que ayuda a modular el clima dentro del invernadero a través de la circulación del agua por las tuberías hasta las plantas. La temperatura se controla justo donde hace falta: en las plantas. No existe un dispositivo de climatización mejor o más eficiente que este”, continúa Francois.

Derecha: El color de las lechugas de hoja oscura se intensifica más cerca del techo

“Permite una temperatura uniforme en todo el invernadero, lo que permite que el sistema funcione ya nieve o esté en pleno desierto”.

De hecho, CAN-Agri instalará su sistema patentado en Namibia y en los Emiratos Árabes Unidos en un futuro próximo.

El invernadero Klipkop está formado por 4 naves compartimentadas de 800 m², un vivero y un almacén de envasado. El equipo instalado puede albergar hasta 16 naves compartimentadas, reduciendo los costes de explotación mientras aumenta el rendimiento.

El invernadero de cristal se importó de los Países Bajos a través de la empresa sudafricana Dynatrade y fue instalado por Agri-Span Greenhouse Construction. La holandesa Ridder’s suministró las pantallas climáticas, que permiten un filtro automático activado por sensores de intensidad luminosa en la sección de viveros y también en el resto del invernadero.

CAN-Agri germina sus propios plantones con semillas de Enza Zaden (a un precio muy competitivo, señala Francois) en una mezcla formada por fibra de coco y un compost propio. Los plantones se colocan en una cesta de diseño propio y fabricación local (foto de la derecha).

Aunque la cesta es compostable en un periodo de 8 meses, se reutiliza hasta cierto punto. La idea es pasteurizar su medio de cultivo reciclado para conseguir un sistema completamente circular.

Un ciclo de cultivo corto de 21-28 días les permite incrementar los ciclos de cosecha y cortar una planta más joven con mayor frecuencia. Garantiza una mayor relación hoja-tallo para su gama de hojas sueltas, para la que se retira (y composta) el tallo in situ en su sala de preparación.

“Es más lógico tener más ciclos de producción al año. Lo que perdemos en peso lo compensamos con más ciclos de cultivo. El efecto neto es un incremento de casi el 30% en la producción total y una mayor calidad”.

Uno de los factores que los atrajeron a la ubicación actual, anteriormente infestada de acacias, es la disponibilidad de agua abundante y muy limpia que fluye desde Bronberg Conservancy, que tienen al sureste.

“Todo lo que hacemos se puede resumir en un objetivo: utilizar menos para cultivar más”.

FUENTE

Source: agriculturers.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *