¿Qué es la comunicación precisa del color?

AgroMatrix Systems for Agricultural Marketing

Víctor H. Leor G.
[email protected]

Mientras el color sea un asunto enteramente “artístico” no hay ningún problema en admirarlo, sin embargo, cuando se tiene que considerar el control de calidad de un producto en el cual intervienen grandes cantidades de tiempo y dinero perdido es muy importante convertir el concepto artístico en un concepto científico y en definitiva la mejor opción es utilizar el sistema numérico.

La primera pregunta que surge es: ¿Cómo hacerlo?, si cada ser humano percibe el color de manera similar pero no exacta y eso es debido a los conos y bastoncillos que posee cada persona, técnicamente sería muy difícil que una persona estuviera viendo exactamente el color y mucho menos expresarlo igual que otro ser humano.

Aunado a esta situación existen cinco factores primordiales que provocan la confusión en la interpretación y comunicación de color entre las personas.

NUMERO 1: LA FUENTE DE ILUMINACION en la cual se evalúan físicamente las muestras. El ejemplo típico es cuando estamos evaluando un objeto estándar (STD) contra uno de muestra, utilizando luz de día (D65= 6500K) y también lo observamos en otra locación con luz incandescente, por este cambio de Iluminación tendríamos muy posiblemente dos criterios diferentes sobre el estándar y la muestra.

NUMERO 2: LOS DIFERENTES OBSERVADORES, debido a que cada persona tiene características visuales diferentes, como resultado de la edad, sexo, estado de ánimo, entre otras; provoca gran confusión al momento de que dos o varios evaluadores tienen que tomar una decisión de aprobado o denegado.

NUMERO 3: EL TAMAÑO DE LA MUESTRA, el ojo humano detecta de manera diferente una muestra pequeña contra una más grande, aunque ésta se trate del mismo color, textura y del material, esto es debido a la capacidad de ENFOQUE del ojo humano.

NUMERO 4: FONDO O DERREDOR en el cual se evalúa las muestras, por ejemplo, cuando se observan el estándar contra muestra en una mesa de color negro y también en una color blanco, se pueden tener criterios diferentes sobre las mismas muestras, pues el color del fondo se integra en la evaluación de color total.

NUMERO 5: LA DIRECCIONALIDAD DE LA LUZ SOBRE LA MUESTRA, este factor suele ser ignorado, pero es uno de los más importantes, ocurre cuando estamos bajo un tipo de iluminante y el color de nuestra ropa se refleja en dicha muestra.

La respuesta a estas cinco problemáticas es la utilización de un Instrumento Digital conocido como: Colorímetro o Espectrofotómetro que pueda comprender a las 5 situaciones anteriores de la siguiente manera:

NUMERO 1: LA FUENTE DE ILLUMINACION: Un Colorímetro o Espectrofotómetro posee su propia iluminante estándar, éstas pueden ser: luz de día D65, incandescente A, fluorescente CFW, etc.; en donde dichas Iluminantes Estándares están aceptadas internacionalmente para la homologación de condiciones en cualquier parte del mundo.

NUMERO 2: LOS DIFERENTES OBSERVADORES. Los instrumentos digitales poseen observadores estándares de 10 ó 2 grados esto permite escoger uno de ellos y poder estandarizar la capacidad de medición en cualquier situación.

NUMERO 3: EL TAMAÑO DE LA MUESTRA. Los colorímetros y espectrofotómetros tienen un área de VISIÓN estandarizada a 4 mm, 8 mm, 24 mm 38 mm, etc., para poder medir el color en la misma área sin importar el tamaño real de la muestra. La mejor recomendación es medir en la misma zona de la muestra siempre.

NUMERO 4: FONDO O DERREDOR. Con el uso de instrumentos el asunto del fondo o derredor no se ve afectado, debido a que el instrumento hace contacto de manera directa con la muestra.

NUMERO 5: LA DIRECCIONALIDAD DE LA LUZ SOBRE LA MUESTRA. La direccionalidad de la muestra no importaría debido a que el área de visión está totalmente perpendicular a la óptica del sistema del Colorímetro o espectrofotómetro, por lo cual éste puede colocarse de manera vertical u horizontal sin afectar la medición.

Una vez dicho esto podemos entender que los 5 problemas visuales que experimentan los seres humanos para evaluar el color EXACTAMENTE pueden ser resueltos a través del uso de dichos instrumentos.

La mecánica que utiliza el ser humano para ver el color es gracias al reflectante de la luz en los objetos, dicha iluminación es filtrada por los ojos, pasando el estímulo al nervio óptico hasta el cerebro, siendo ahí donde termina nuestra evaluación del color.

Los instrumentos hacen algo “similar”, sólo que con la ventaja del contacto a la superficie de la muestra mediante un área de visión, donde se encuentran sensores especializados que filtran el estímulo fotoeléctrico y lo llevan a una computadora para su análisis y despliegue del dato en un display o PC, logrando una mayor precisión de lo que se está midiendo.

Una vez que el colorímetro o espectrofotómetro captura y procesa los datos, nos da una expresión conocida como L* a* b* convirtiendo el color de la superficie en una expresión numérica que puede ser capturada, grabada y controlada.

Es importante enfatizar que para que exista color requerimos tener tres elementos fundamentales como lo son:

a. Iluminación.
b. Objeto.
c. Observador.

Es decir, que si carecemos de uno de ellos el fenómeno del color no sería posible para el humano.

Los colorímetros y espectrofotómetros pueden tener iluminantes estándares y dos observadores estándar, la única variable en esta fórmula para tener el color sería el objeto para evaluar.

El Ser Humano tiene la capacidad visual de poder detectar un rango de luz visible entre 400nm a 700nm nanómetros aproximadamente, rango en el cual funciona la mayoría de los espectrofotómetros para medir color.

Los espectrofotómetros comúnmente detectan cada 10 nanómetros, mediante cada dato el software del espectro forma una CURVA ESPECTRAL que técnicamente es la “Huella Digital” del color medido, por lo tanto y basado en este concepto la curva espectral de una manzana lucirá completamente diferente a la curva espectral de un limón. Por otro lado si existiera una alteración química o física dentro de estas muestras esto provocaría cambios también en la curva espectral lo cual sería de mucha información para hacer acciones correctivas a tiempo.

La mayor parte de los espectrofotómetros realizan lectura a una velocidad extremadamente rápida lo cual nos permite tener el valor del COLOR prácticamente en tiempo real de cualquier superficie.

Los instrumentos digitales pueden utilizarse para medir: alimentos, cerámicos, impresiones, plásticos, textiles, pinturas, tintas, etcétera. De manera que sin ningún problema pueden convertirlos en una expresión numérica y proporcionar curvas espectrales para su análisis posterior.

Los espectrofotómetros una vez que han censado el color de la superficie nos arrojan un dato numérico denominado L*a*b*, para poder expresar la codificación de expresión de color L* a* b* imaginemos por un momento que estamos en un edificio de colores donde la L* está representado por el elevador, su rango es desde L*=0 (negro/oscuro) hasta un L*=100 (blanco/claro) así que conforme el valor de L* SUBA / AUMENTE numéricamente más claro será el color y viceversa si el valor numérico de L* disminuye el color será más oscuro.

Con relación a los parámetros de a* y b*, estas son las coordenadas de cromaticidad del color tendremos en este caso +a* positiva que es el rojo y -a* negativa que será verde. En el caso de +b* positiva será amarillo y -b* negativo azul.

Así podemos ver que están los colores primarios representados en esta gráfica (Plot de Color) y de esa forma la combinación de los colores primarios podemos formar cualquier color en la naturaleza.

Una vez detectado el valor numérico del color el sensor podrá graficar en diferentes cuadrantes el valor exacto de la muestra para poderlo mantener grabado en su memoria esto con la intención de establecer el valor numérico del estándar y compararlo contra una muestra de forma numérica, estableciendo su diferencia de color exacta iniciando con un sistema de control de calidad para cualquier TIPO DE MUESTRA.

Mediante el uso de los deltas (que es la diferencia de los valores absolutos L*a*b* del estándar contra los valores absolutos de la muestra L*a*b*) también podemos hacer acciones correctivas en procesos evitando pérdidas de importante tiempo.

En la industria cárnica es de gran ayuda el uso de este tipo de instrumentos en especial el modelo SPH 900 RG2 que está diseñado para medir el color en condiciones extremas de bajas temperaturas y altos niveles de humedad, posee bluetooth para poder transmitir los datos y de esta manera proporcionarle al evaluador un resultado inmediato para que éste sea capturado en la computadora en tiempo real pudiendo llevar así un control de calidad exitoso preciso y continuo, es el único en su clase para las condiciones que la industria de la carne requiere.

Al lograr una armonía en el sistema de evaluación de color visual e instrumental, es muy necesario que se establezcan los rangos de tolerancia que se considerarán, pues de esta manera se tendrán las reglas necesarias para el diario trabajo de aceptar o rechazar.

Cuando no se tiene un sistema de “tolerancias” pre-determinado se recomienda una reunión de trabajo entre cliente y proveedor, donde se recomienda reunir muestras de “aceptación” visual por ambas partes y acto seguido medirlas para que el espectrofotómetro determine numéricamente la tolerancia

Regularmente se usa una tolerancia numérica de +/-1.5 pero en la práctica no es lo más recomendado, pues habrá colores que permitan una tolerancia mayor, en ocasiones hasta de 4.0 deltas y otros casos en los cuales la tolerancia al color será menor de 1.5 deltas. Por dicha razón es muy importante que el grupo que evalúa las muestras físicas de color lo determinen visual e instrumentalmente.

Otra forma de determinar la Tolerancia del Color, es con el uso de los Sistemas de Tolerancia que pueden ser: circular, rectangular o elíptica, en donde se establecen como criterios internacionales aceptados que permitirán una estandarización de lotes con mayor precisión, puesto que están basados en el umbral de la discriminación de color del ojo humano, dos de los sistemas de Tolerancia que se recomiendan son CMC o DE2000.

Una vez que se tiene en función el sistema de Medición de color instrumental, respaldado con un Sistema de Tolerancia determinado, la difícil labor de control de calidad del color visual de cualquier producto, quedará como cosa del pasado. Muy pronto la buena y precisa comunicación de color en sus productos terminará por completo con esa pérdida de tiempo y dinero que daña a muchas compañías.

Este tipo de dispositivos están diseñados para el control de calidad en la industria cárnica con la capacidad de MEDICIÓN continua en las líneas de producción a alta velocidad, así mismo la captura de datos que arroja este tipo de instrumentos permite al usuario ahorrar grandes cantidades de dinero y tiempo que son fundamentales en un mercado actual.

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno

Source: bmeditores.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *