Portazo de Europa a relajar la PAC al asegurar que se niega a «abandonar o debilitar» la estrategia ‘De la Granja a la Mesa’

El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, ha reculado este lunes 21 y ha dejado claro que, a diferencia de lo asegurado hace dos semanas, que no se deben «abandonar o debilitar» las aportaciones de la PAC a la estrategia «De la Granja a la Mesa«, cerrando inicialmente la petición de relajar la PAC de gran parte del sector agrario y de muchos países para poder hacer frente a la crisis provocada por los altos costes de producción y la guerra en Ucrania. Asimismo, dijo este lunes que la Comisión Europea (CE) no tendrá que rechazar ninguno de los planes estratégicos nacionales que los países le enviaron para detallar cómo pretenden aplicar la futura Política Agrícola Común (PAC).

«Todo el mundo puede mejorar cosas por aquí o por allá, pero, por otra parte, no hay ningún plan concreto tampoco que haya que rechazar de entrada», declaró el comisario durante la reunión de ministros de Agricultura de la Unión Europea que se celebra hoy en Bruselas.

El político polaco se expresó en ese sentido durante un debate sobre los planes estratégicos nacionales, en los que los países especifican cómo aplicarán la nueva PAC, que entrará en vigor en 2023.

A finales de marzo, la CE enviará a los países una carta con observaciones tras realizar una primera evaluación de los planes estratégicos y los Estados miembros tendrán que realizar modificaciones.

ASUMEN QUE LA GUERRA EN UCRANIA AFECTARÁ PERO NO SE QUIERE RELAJAR LA PAC NI «ABANDONAR O DEBILITAR» LA ESTRATEGIA ‘DE LA GRANJA A LA MESA’

Wojciechowski reconoció que habrá que trabajar «conjuntamente en la mejora de la reducción de los déficits de estos planes», pero aseguró que no ve «grandes impedimentos» para «tener listos» los planes a finales de junio «si todo funciona bien».

De todas formas, admitió que la guerra en Ucrania «puede tener muchas consecuencias» para los planes estratégicos, incluida la necesidad de revisar «algunas de las propuestas iniciales», y puso el acento, en concreto, sobre la necesidad de reforzar «elementos que aspiran a fortalecer la resiliencia del sector agrario, fortalecer el sistema de seguridad alimentaria».

Aun así, consideró que no se deben «abandonar o debilitar» las aportaciones de la PAC a la estrategia «De la granja a la mesa», con la que se busca una producción y un consumo alimentario más sostenibles, ni a la estrategia sobre biodiversidad.

«Al contrario, en el largo plazo, un enfoque más sostenible sobre la agricultura incrementará nuestra resiliencia y es esencial para nuestra seguridad alimentaria en el largo plazo», recalcó en su negativa a relajar la PAC.

El comisario de Agricultura comunicó que la Comisión ya ha recibido los documentos nacionales de los veintisiete países y que está «muy cerca de adoptar las observaciones sobre el primer paquete de diecinueve planes estratégicos», que incluye a España, uno de los Estados que envió el texto a Bruselas en el plazo establecido, antes del 1 de enero pasado.

En ese sentido, especificó que el Ejecutivo comunitario adoptará las observaciones el 30 de marzo y que los Estados miembros las recibirán un día después. Esas observaciones también se harán públicas.

PLANAS INSISTE EN LA NECESIDAD DE UNA ADAPTACIÓN CONCRETA Y EXCEPCIONAL PARA RELAJAR LA PAC ANTE LA ACTUAL SITUACIÓN DE CRISIS

«La Comisión reconoce el trabajo realizado en cada uno de los planes presentados. Sin embargo, para estar en línea con la regulación, deben completarse y mejorarse», comentó.

«La crisis climática, la crisis de la energía y ahora la guerra en Ucrania demuestran que debemos hacer más resilientes, más seguros y más sostenibles nuestros sistemas alimentarios y agrarios», constató.

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, instó a hacer la PAC «compatible con aquellos objetivos estratégicos que desde el punto de vista de la sosteniblidad de los sistemas alimentarios son prioritarios».

Así, consideró «la mejor solución» la «adaptación concreta y parcial y excepcional de algunos elementos en relación con la producción en el momento actual».

Varios Estados miembros han abogado por modificar el calendario o flexibilizar la aplicación de algunas de las exigencias medioambientales de las estrategias «De la granja a la mesa» y sobre biodiversidad con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria ante la invasión rusa de Ucrania, un importante exportador de cereales y oleaginosas.

Source: agroinformacion.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.