Medio Ambiente libera de exigencias estudio de impacto ambiental del Aeropuerto de Bávaro

El Aeropuerto Internacional de Bávaro.

Santo Domingo.- Las autoridades del pasado Gobierno al frente del Ministerio de Medio Ambiente (Mimarena) acordaron unos t├ęrminos de referencia (TDRs) extremadamente acomodaticios para el estudio de impacto ambiental del Grupo Abrisa para su proyecto del Aeropuerto Internacional de B├ívaro, como demuestra una comparaci├│n con las exigencias a los dos aeropuertos internacionales privados m├ís recientes, La Romana (AILR) y Cibao (AIC)

Los TDRs que deb├şa satisfacer el Grupo ABRISA para la licencia ambiental, que le fue concedida el 16 de julio durante el per├şodo de transici├│n y ha sido impugnada por la Corporaci├│n Aeroportuaria del Este (CAE), se ajustan m├ís bien a un hotel de playa con marina.

Mientras a los otros dos aeropuertos les requirieron las caracter├şsticas de la pista de aterrizaje (longitud, ancho, sistema de seguridad, entre otros aspectos), cantidad de vuelos y de aviones que entran y salen. tipo de aviones, helic├│pteros y vuelos militares, flujo de pasajeros por a├▒o, capacidad del aeropuerto y cantidad de hangares, al proyecto que tiene como proponente al empresario y pol├ştico dominico-espa├▒ol Cruz Apestegui Cardenal lo liberaron de esas exigencias.

El recurso de la CAE sustenta -entre otros incumplimientos- que el expediente de solicitud no incluye toda la documentaci├│n que se exige; no se celebraron las vistas p├║blicas obligatorias como ordena el reglamento; los t├ęrminos de referencia usados son para un hotel no para un aeropuerto; los autores de la evaluaci├│n ambiental no est├ín registrados ni autorizados para realizar este tipo investigaci├│n; el estudio no eval├║a los impactos ambientales que provocar├í el aeropuerto ni se├▒ala la forma de mitigarlos, y tampoco se present├│ la no objeci├│n del ayuntamiento.

Tampoco le exigieron al AIB, como a La Romana y al Cibao, en febrero del 2008 y agosto del 2010, respectivamente, el itinerario de vuelos, servicios brindados a los aviones tales como recogida de excretas y disposici├│n final de los desechos s├│lidos y l├şquidos, y mantenimiento de mec├ínica, tipo de combustible que utilizar├şan los aviones, almacenamiento y suplidores, entre otros.

En los TDRs de los dos aeropuertos se├▒alados figuran la ubicaci├│n de todas y cada una de las instalaciones existentes, descripci├│n de las caracter├şsticas t├ęcnicas y la forma de operaci├│n de la terminal, de tal forma que se aprecien claramente los detalles de las instalaciones aeroportuarias en general (disposici├│n de pistas, zona para prueba de motores, torre de control, plataformas, hangares, talleres, v├şas internas y externas, entre otros. Ninguno de esos detalles importantes en un aeropuerto fueron requeridos al AIB

En cambio, los TDRs del AIB se refieren a actividades en playa y costa y en marinas recreativas, lo que claramente no aplica al tipo de proyecto en cuesti├│n.

El Mimarena tampoco exigi├│ que el estudio de impacto ambiental del AIB incluyera las anal├şticas de monitoreo de calidad de agua, ruido y emisiones, y las exigencias sobre el aspecto clave del ruido, a pesar de que la contaminaci├│n s├│nica ser├í un problema para los hoteles cercanos al nuevo proyecto, con cientos de habitaciones.

El AILR y el AIC est├ín obligados a realizar monitoreos constantes y relacionarlos con las operaciones a├ęreas de la terminal (incluyendo todos los equipos y maquinarias), ubicar las fuentes generadoras en un mapa de ruido o diagrama de las instalaciones indicando tambi├ęn los puntos donde se realiz├│ la inspecci├│n.

Las mediciones de ruido de las aeronaves se cuentan entre los puntos claves de un estudio de impacto ambiental para aeropuertos, de acuerdo a la metodolog├şa utilizada en Espa├▒a, entre otros pa├şses. E incluso, la contaminaci├│n s├│nica ha impedido la ampliaci├│n de aeropuertos ya existentes, caso del Heathrow, en Londres, y uno de los m├ís activos en el mundo.

Source: eldia.com.do

Comparta el conocimiento ­čĺÜ

Leave a Reply

Your email address will not be published.