Más científicos discrepan sobre los beneficios del 5G: entrevista con Annie J. Sasco

AgroMatrix Systems for Agricultural Marketing

Cada vez hay más voces dentro de los científicos, que alarman sobre los peligros del 5G. En Francia está a la cabeza, la Doctora en Medicina, Annie J. Sasco. Esta científica lleva más de 35 años investigando sobre el cáncer, ya que es Epidemióloga por la Universidad de Harvard (posee tres títulos de esta prestigiosa universidad), y ha trabajado para la Organización Mundial de la Salud, y en el Instituto Internacional contra el Cáncer, entre otros centros y organismos.

Imagen de la Doctora Annie J. Sasco en la televisión francesa TV5Monde.

En una entrevista para la televisión francesa TV5 Monde en directo, dentro del espacio sobre medio ambiente, la doctora lo dejó muy claro: «El 5G traerán nuevos tumores cerebrales hasta ahora desconocidos por la ciencia».

Moratoria del 5G

Junto a más compañeros, está recogiendo firmas en toda Europa para una moratoria del 5G, porque esta contaminación electromagnética va estar presente 24 horas al día, los 365 días del año. Ya se están comprobando los daños que han producido el 4G respecto a diversas enfermedades como el cáncer, porque tarda un tiempo en mostrarse. Las personas expuestas regularmente más de media hora al día a un simple móvil, según la doctora, están desarrollando también, o tienen el riesgo de desarrollar tumores cerebrales, tanto niños como adultos.

El 5G, debido a su frecuencia constante y con la aparición de múltiples antenas, provocará problemas cardiovasculares, de reproducción…pero no solamente en los humanos, todos los seres vivos van a ser afectados. Como bien explica ella, desde los animales hasta las plantas. «Ya lo estamos comprobando con las abejas, o con aquellos árboles a los que les están dañando las ondas. En la parte más afectada y expuesta, las hojas están dañadas», ha comentado Annie.

La contaminación llega a los seres vivos por diversas vías.

La cuestión está clara, no es saludable crear una red por todo el planeta, con unas frecuencias hasta ahora no utilizadas, ni experimentadas. El principio de precaución que se debería de tener frente a este tipo de radiación, no se ha tenido en cuenta por parte de ningún gobierno. De ahí la imperiosa necesidad de dar a conocer esta situación a toda la población, para que puedan actuar de forma consecuente. Se necesita transparencia y veracidad. Puedes acercarte más a lo que está ocurriendo en Europa sobre este tema aquí.

¿Estudios independientes?

No habrá ningún espacio libre de contaminación electromagnética. Puedes estar en medio del desierto del Sáhara o del océano Pacífico, y estar localizado. Lejos de verse como una solución tecnológica que ayude, va a ser justamente lo contrario. Cada vez habrá más personas y seres vivos que enfermen por ello.

Como bien ha dicho la doctora en numerosas ocasiones: «Un campo electromagnético no es una exposición neutra».  Con ello hay que tener presente el artículo 168 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea: «La responsabilidad principal de proteger al público de los posibles efectos nocivos de los campos electromagnéticos, sigue siendo de los Estados miembros, incluida la elección de las medidas que deben adoptarse. Adoptada en función de la edad y el estado de salud «.

Además, los estudios tendrían que hacerse antes de que se implantase de forma definitiva para poder realizar comparaciones. Sasco ha argumentado en otras entrevistas: «Lo que necesitamos son estudios independientes reales. Mañana con el 5G será complicado hacer estudios epistemológicos, porque todo el mundo estará expuesto tanto si queremos, como si no».

Norbert Leitgeb, científico de ICNIRP, profesor del Instituto de Salud Care Engineering en la Universidad Tecnológica de Graz en Austria, en relación a cómo las empresas financian los estudios que quieren, explica: «La cuestión no es si la industria ha proporcionado dinero, lo debería hacer si los productos son motivo de preocupación. La cuestión importante es si se han establecido cortafuegos eficientes que garanticen que las partes interesadas no pueden interferir con los investigadores e influir en el resultado o en las conclusiones ”.

El problema está ahí. Se han realizado estudios, según comenta la doctora Sasco, hace dos años bastante concluyentes sobre el peligro de la contaminación electromagnética, pero los lobbies están detrás, y, por ahora, estamos esperando los resultados definitivos, que ojalá salgan a la luz.

¿Qué decir de España? España ocupa la primera posición en Europa en ensayos de 5G, según el Observatorio Europeo del 5G. ¿Alguien se ha hecho eco de ello? ¿Los medios de comunicación han querido dar a esta noticia el tratamiento que se le debe de dar?

En este gráfico se muestra como España ocupa la primera posición en Europa en ensayos de 5G.

Hay demasiadas preguntas y ninguna respuesta al respecto. Eso sí, nuestras ciudades, nuestros pueblos y nuestros campos se han llenado de antenas. Cualquiera puede haberlo visto este mismo verano, si ha viajado. Es fácil contabilizar 80 torres con tecnología 5G, además de cientos de antenas. Instaladas en lugares menos apropiados o más apropiados, según se mire, y según la razón de su existencia ahí. Encima de edificios de viviendas, en frente de casas, en colegios, en hospitales…

 

 

Source: www.concienciaeco.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *