La micotoxicosis en ganado lechero

Un problema actual que afecta la rentabilidad del establo

Sanfer Salud Animal y Nutek S.A. de C.V.

La micotoxicolog铆a moderna comienza con el descubrimiento de las aflatoxinas a principios de los a帽os sesentas, clasificando desde entonces a las micotoxinas como metabolitos f煤ngicos secundarios, las cuales cuya ingesti贸n, inhalaci贸n o absorci贸n cut谩nea provocan efectos patol贸gicos en seres humanos y animales denominado micotoxicosis (Cast 2003).

Al ser una ciencia anal铆tica en constante crecimiento, actualmente se han identificado m谩s de 200,000 hongos capaces de producir alg煤n tipo de metabolito secundario, llegando a m谩s de 18,000 metabolitos, sin embargo, solo 414 han sido investigados por sus efectos (Pitt, 1996; Antibase 2014). Estos hongos est谩n distribuidos en los suelos agr铆colas a lo largo del planeta, incluso la FAO (2014) estima que m谩s del 25% de los suelos est谩n contaminados con hongos capaces de producir micotoxinas, debido principalmente a condiciones como humedad, temperatura y plagas, lo cual es muy dif铆cil evitar su producci贸n y posteriormente la contaminaci贸n, por lo que el dato publicado en 2014 se queda corto.

Por ende, cada especie vegetal es susceptible a un tipo de hongo, por lo que es prevalente la producci贸n de micotoxinas. Los niveles encontrados cada a帽o fluct煤an en diferentes cantidades dependiendo de las condiciones ambientales, manteniendo ciertas prevalencias como se indica en el cuadro 1.

Los animales m谩s susceptibles a los efectos de las micotoxinas son los conejos, pavos y cerdos, seguidos en menor medida por pollos y rumiantes. Hablando de rumiantes, dentro del universo de las micotoxinas, en este trabajo nos enfocaremos en mencionar su importancia en los impactos econ贸micos de Zearalenona y Aflatoxinas B1.

Hoy en d铆a, muchos productos y subproductos alimenticios que derivan de los bovinos, por su alta demanda hacen que los sistemas cada d铆a sean m谩s intensivos, y por ende los nutrientes se adicionan con ingredientes externos para soportar el metabolismo basal que la gen茅tica actual demanda.

Los hongos pertenecientes a los g茅neros Fusarium, Aspergillus y Penicillium, afectan principalmente al ma铆z (Zea mays) y en menor grado a otros cereales, estos hongos no solo disminuyen la cantidad del cultivo, tambi茅n afectan la calidad de los granos, y como consecuencia de sus actividades metab贸licas ante diversos factores de estr茅s dan como resultado las micotoxinas. Las micotoxinas se producen desde la siembra hasta el almacenamiento (pre-cosecha, cosecha y transportaci贸n).

Su presencia no puede evitarse, pero existen diversos mecanismos para disminuir sus niveles a fin de minimizar los riesgos de exposici贸n por parte de los consumidores.

Los efectos de las aflatoxinas en los rumiantes dependen de m煤ltiples factores que incluyen: concentraci贸n de la toxina, cantidad ingerida, duraci贸n de la exposici贸n, tipo de dieta (ingredientes muy diversos), estado del animal (edad, sexo, raza, estado general de salud, estado inmunitario) y los par谩metros ambientales (manejo de granjas, higiene y bioseguridad).

La Aflatoxina M1 es un metabolito resultado de la hidroxilaci贸n que ocurre en el h铆gado de los bovinos y que se elimina a trav茅s de la orina y de la leche, la concentraci贸n de AFM1 en la leche se correlaciona con la cantidad de ingesta de Aflatoxina B1. La bio-transferencia de AFB1 del alimento a la leche como AFM1, oscila desde 1 a 6.2%.

En un trabajo recientemente realizado en NUTEK (Fierro et al., 2019), se demostr贸 que el valor de bio-transferencia fue de 2.0%. La vaca puede ya transformar AFB1 en AFM1 dentro de las 12-24 horas de ingesti贸n del alimento contaminado, incluso a las 6 horas ya pueden aparecer residuos de AFM1 en la leche. La distribuci贸n de la AFM1 en algunos alimentos elaborados con leche contaminada, es aproximadamente la siguiente: 40-60% en quesos, 10% en nata y <2% en mantequilla.

De la leche se derivan dos productos: el queso y el suero, donde el queso representa aproximadamente el 10% de la masa inicial de leche, siendo la porci贸n restante suero (Galvano et al., 1996). Los resultados de numerosas investigaciones mostraron una uni贸n preferencial de AFM1 a la case铆na (Brackett y Marth, 1982a; Galvano et al., 1996) y, por lo tanto, un enriquecimiento en queso, que var铆a de 1,7 a 8,0 veces s铆 se compara con la contaminaci贸n original de la leche. Esta variaci贸n puede originarse en el proceso de elaboraci贸n del queso, las composiciones qu铆micas de los quesos, la cantidad de agua extra铆da durante el procesamiento, los m茅todos anal铆ticos empleados en la cuantificaci贸n y el grado de contaminaci贸n de la leche (Blanco et al., 1988; Oruc et al., 2006).

Biotransformaci贸n del Rumen. Se entiende por el t茅rmino que son procesos de modificaci贸n estructural de una micotoxina una vez que se ha introducido en el organismo, sin embargo, los efectos que tiene cada micotoxina ante la microbiota y los fluidos ruminales de inactivar o transformar las micotoxinas para as铆 reducir los efectos patol贸gicos en el ganado var铆an debido a las diferentes capacidades que tiene cada una de las micotoxinas a nivel molecular. En general hay una detoxificaci贸n de las micotoxinas por los microorganismos ruminales.

A menudo este proceso altera la hidrosolubilidad y la polaridad de las micotoxinas los cuales van a influir sobre la depuraci贸n intestinal. Este metabolismo ruminal puede potencialmente aumentar o disminuir la toxicidad para el hospedador (Perusia y Rodriguez 2001). Por ejemplo, sabemos que las bacterias y los protozoarios ruminales son capaces de degradar varias micotoxinas como la Ocratoxina A y la Fumonisina B1, (McCormik 2013). Otras micotoxinas del grupo de tricotecenos como el Deoxinivalenol (DON) o la Toxina T-2 producidas por Fusarium graminearum y F. culmorum, presentes en ensilados, el rumen consigue la detoxificaci贸n con una marcada disminuci贸n de las actividades metab贸licas de la microbiota ruminal, al disminuir la digestibilidad de la fibra detergente neutra FDN (hildebran et al., 2012).

Sin embargo, otras micotoxinas como Aflatoxina B1 producida por hongo Aspergillus flavus y A. parasiticus, as铆 como la Zearalenona producida por hongos del genero Fusarium graminearum, el rumen a pesar de tener una reducci贸n significativa en su contenido original, este es capaz de biotransformar estos metabolitos, inclusive en m谩s t贸xicos que la toxina original como el 伪-zearalenol o presentar una elevada biotransferencia en la leche en forma de su principal derivado como Aflatoxina M1. Adicionado a ello, las micotoxinas pueden afectar funciones ruminales como el metabolismo de los carbohidratos (Santos y Fink-Gremmels 2014) y el sistema inmunol贸gico se ve comprometido generando mayor susceptibilidad del bovino a que se ha expuesto a otras enfermedades (Othemen et al., 2008; Balwin et al., 2011).

En el cuadro 3 se presenta un resumen de los efectos del consumo de alimentos contaminados con aflatoxinas en rumiantes.

Reducci贸n de los efectos de las micotoxinas en ganado lechero

Est谩 plenamente demostrado que el uso de agentes antimicotoxinas, con base en aluminosilicatos de calcio y sodio hidratados reducen la adsorci贸n de la aflatoxina B1 presentes en el alimento del ganado lechero. La eficiencia de los productos es variable, porque la composici贸n de los aluminosilicatos no es similar. La literatura reporta eficiencias desde el 36% hasta el 65%.

Fierro et al., demostraron la eficiencia de un producto nacional con 61% de eficiencia. Respecto al efecto protector de las paredes celulares de levaduras se han reportado resultados contradictorios. En el caso de agentes antimicotoxinas espec铆ficos hacia micotoxinas diferentes a las aflatoxinas, se tiene demostrada la eficiencia de los organoaluminosilicatos, como adsorbentes altamente eficientes contra zearalenona (Mallmann, 2005 y Fierro et al., 2006), as铆 como desactivadores de tricotecenos tipo A y fumonisina B1, que se han aplicado con cierta efectividad en otras especies animales. Aunque se ha desarrollado mucha investigaci贸n todav铆a no se tiene resuelto el problema de reducir los efectos de todas las micotoxinas presentes en la dieta de bovinos y de todas las especies sometidas a explotaci贸n pecuaria. Actualmente se contin煤a demostrando que el uso de productos espec铆ficos y altamente eficientes en su adsorci贸n muestran sus ventajas en los par谩metros reproductivos.

Dentro de los par谩metros que representaron la prueba y que mejoraron adem谩s de la reducci贸n de abortos, fueron los d铆as abiertos de un a帽o anterior donde no se ten铆a un organoaluminosilicato (Sanfer Salud Animal, Nutek 2020).

De lo anterior se desprende que, dependiendo de los mercados, la contaminaci贸n de granos y productos de ma铆z con micotoxinas puede implicar una disminuci贸n del valor comercial y nutritivo. Esto se puede ver reflejado tanto en menores precios en la comercializaci贸n como en un mayor nivel de exposici贸n por parte de la poblaci贸n, problema que se ve agravado por que las partidas de mayor calidad podr铆an destinarse a los mercados m谩s exigentes quedando el resto m谩s contaminado, para el resto del mercado. Dejando un riesgo latente de contaminaci贸n potencial que sin el uso preventivo de productos especializados como atrapantes de micotoxinas, que son de muy baja inclusi贸n vaca / d铆a pueden dar como resultado impactos econ贸micos en la rentabilidad del hato (disminuci贸n de abortos y d铆as abiertos), as铆 como, los subproductos puedan derivar en un severo da帽o en la salud p煤blica y ser castigados en precio o incluso rechazados, por presencia de Aflatoxina M1, representando un impacto econ贸mico muy grave.

Art铆culo publicado en Entorno Ganadero Febrero- Marzo 2022

Source: bmeditores.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published.