La Casa de las Raíces recobra su esplendor

AgroMatrix Systems for Agricultural Marketing

La necesidad de estrategias que preserven la identidad patrimonial al tiempo que los inmuebles antiguos puedan ser reinsertados en las dinámicas actuales de la ciudad ha cobrado especial relevancia con la restauración de la Casa de las Raíces, vivienda emblemática de Gascue con más de un siglo de existencia. 

Jos√© Enrique Delmonte fue el¬†arquitecto que estuvo al frente de su restauraci√≥n, y abog√≥ por que los propietarios de bienes patrimoniales ‚Äúse transformen en verdaderos beneficiarios dentro del mercado inmobiliario sin tener que perder los inmuebles‚ÄĚ; y que de igual modo¬†‚Äúlos distintos participantes de la din√°mica urbano-inmobiliaria act√ļen en sincron√≠a con los organismos ligados a la conservaci√≥n patrimonial‚ÄĚ.

Los actuales propietarios del inmueble decidieron invertir en su preservación, conscientes del valor simbólico que representa dentro de la arquitectura de Santo Domingo. 

La restauraci√≥n de la Casa de las Ra√≠ces requiri√≥ de una¬†ardua b√ļsqueda de documentaci√≥n, consultas, y comparaciones de esquemas de plantas de viviendas de la √©poca, al no existir documentos de la mayor√≠a de los inmuebles hist√≥ricos.

En tal sentido, el arquitecto Delmonte considera que es una prioridad investigar sobre cada uno de los inmuebles que tienen valor patrimonial para facilitar su conservación y preservar su autenticidad. 

‚ÄúUno de nuestros aportes en este trabajo‚ÄĚ, agreg√≥, ‚Äúha sido producir un documento con el levantamiento arquitect√≥nico del inmueble, que ser√° depositado en el Centro de Inventario de Bienes Culturales‚ÄĚ, instituci√≥n dedicada a la documentaci√≥n de los bienes patrimoniales.¬†

La Casa de las Ra√≠ces fue¬†bautizada originalmente como ‚ÄúVilla Hena‚ÄĚ, en honor a una de las hijas de su constructor y habitante el ingeniero vegano Zoilo Herm√≥genes Garc√≠a, quien la concluy√≥ en 1914.

Su fachada simula ra√≠ces que le han otorgado su popular nombre, ya que fue¬†edificada ‚Äúcon un novedoso concepto de jard√≠n formado por una arboleda que arropa la casa hasta hacerla una pieza m√°s del bosque‚ÄĚ.¬†

Delmonte explic√≥ que, contrario a lo que pudiera parecer, las ‚Äúra√≠ces‚ÄĚ no son troncos sino el resultado de una t√©cnica constructiva de armaz√≥n de malla met√°lica con una mezcla de arenisca color ocre y cemento.

‚ÄúEl trabajo de imitar troncos es extraordinario: no hay textura que se repita pues prevalece la idea de que el bosque es diverso en especies y todav√≠a est√°n intactos a pesar de las tantas agresiones clim√°ticas y humanas de que han sido v√≠ctimas‚ÄĚ.¬†

Destacó que por sus características la Casa de las Raíces es una obra sin referentes en la arquitectura dominicana, habiendo dificultad para ubicarla en una tendencia estética al no ser una pieza neoclásica, ni vernácula ni popular. Esta condición la convierte en un elemento con valor en sí mismo.

‚ÄúM√°s all√° del primer impacto que provoca el trabajo naturalista en las columnas y barandas exteriores, sorprende la particularidad de la techumbre. Si el entramado de ra√≠ces que surgen del jard√≠n es motivo de admiraci√≥n la forma en que est√° cubierto el inmueble es encomiable. Garc√≠a se alej√≥ de las soluciones conocidas para disponer de las aguas y gener√≥ una diversidad de √°ngulos y encuentros entre diferentes cuerpos que convierten al inmueble en una muestra de identidad propia‚ÄĚ, concluy√≥ el arquitecto Delmonte.

Source: eltitular.do

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *