Importancia de la selecci贸n en la producci贸n porcina

Guadalupe Edgar Beltr谩n Rosas
Marco Antonio Jacho L贸pez
Maximino M茅ndez Mendoza
Juan Edrei S谩nchez Torres
Alejandro C贸rdova Izquierdo

Introducci贸n

La gesti贸n de las unidades de producci贸n porcina fue definida por Kadlec (1985) como la ciencia que trata de la distribuci贸n de recursos (dinero, suelo, alimentos, mano de obra, etc.) entre diferentes alternativas (animales, sistemas productivos, estrategias de manejo, etc.) para obtener metas previamente establecidas como: m谩ximo beneficio, m谩xima productividad, m谩xima utilidad, m铆nimo costo (Babot, 2000).

Debido a la actual situaci贸n econ贸mica, los elevados precios de los insumos y la alta presi贸n de la oferta de carne de cerdo han hecho que la competitividad aumente dr谩sticamente; siendo uno de los retos m谩s importantes de la producci贸n porcina moderna, mejorar la eficiencia de los sistemas productivos. Esta nueva situaci贸n requiere de profesionales calificados (Veterinarios especialistas en Zootecnia, Ingenieros Agr贸nomos Zootecnistas, T茅cnicos Porcinos), que sean capaces de adaptar los recursos disponibles a las demandas del mercado, adem谩s de aplicar nuevas t茅cnicas de manejo y de alimentaci贸n adaptadas al tipo de animal presentes hoy en d铆a en granjas porc铆colas, enfoc谩ndose a una mejora de la eficiencia productiva con el fin de disminuir costos y as铆 aumentar los m谩rgenes de utilidad para la empresa (De Laguna-Ortega, 2011).

La producci贸n porcina actual es el resultado de un sinf铆n de elementos que interact煤an continuamente y de forma din谩mica, cambiante, impredecible hasta cierto punto: comprender las complejas relaciones entre todos estos factores, lo que conllevar谩 al 茅xito de las empresas porc铆colas (Tom谩s-Almenar et al., 2013).

Esquema de producci贸n GAMNSA

Hemos escuchado sobre el esquema de la mesa de cuatro patas o sobre la rueda mencionando ejes tales como a) Sanidad, b) Nutrici贸n, c) Manejo, d) Personal y e) Instalaciones (Buxad茅-Carb贸n y S谩nchez-S谩nchez, 2009; Leuwerke, 2011). Sin embargo, se debe utilizar un esquema de producci贸n, donde se haga referencia a estos ejes, adem谩s de algunos otros, los cuales creemos que cobran una importancia realmente transcendental. Este esquema de producci贸n incluye Gen茅tica, Ambiente, Manejo, Nutrici贸n, Sanidad y Administraci贸n (鈥淕AMNSA鈥), cada una de estas 谩reas se denominan esferas de producci贸n y cada una de estas esferas debe de tener su especial atenci贸n y si alguna de 茅stas se ve comprometida la productividad de la piara se ver谩 afectada (Figura 1.1; [Beltr谩n-Rosas, 2013]).

Figura 1.1. Esquema de producci贸n GAMNSA.


Fuente: Beltr谩n-Rosas, (2013).

La capacidad productiva y la expresi贸n gen茅tica dependen del ambiente, el manejo y nutrici贸n (Garc铆a-Contreras, 2006), es decir, deben de existir recomendaciones para los animales seg煤n su deposici贸n de energ铆a, nitr贸geno y de intentar aportar para cada uno de ellos los programas de alimentaci贸n adecuados (Latorre-G贸rriz, 2012). Otro aspecto importante es revisar la sanidad e higiene a las que se ha expuesto el animal dentro de la granja (Garc铆a-Contreras, 2006). Es necesario mencionar que el producto final no son los cerdos, sino la producci贸n de carne de buena calidad (Autores).

Gen茅tica

La utilizaci贸n impl铆cita de las estrategias de mejora gen茅tica animal ha sido una constante desde que se realiz贸 el proceso de domesticaci贸n de las especies ganaderas durante el Neol铆tico. El ser humano ha controlado la reproducci贸n, tomando la decisi贸n acerca de qu茅 individuos van a ser utilizados como progenitores de la siguiente generaci贸n (Varona, 2014).

La gen茅tica es una rama de la biolog铆a que trata de los fen贸menos de herencia y sus variaciones. Su funci贸n es la de comprender las causas de las semejanzas y las diferencias que existen entre los padres y su progenie y, por extensi贸n entre todos los organismos que se encuentran relacionados unos con otros por su descendencia (Blakiston, 1983). La herencia se define como el parecido entre los individuos relacionados por descendencia, y la variaci贸n es la aparici贸n de diferencias entre individuos de la misma especie. Por lo tanto, la gen茅tica es la ciencia del estudio de las semejanzas y diferencias que existen entre los individuos (Bates and Cleveland 2003).

Trabajar en gen茅tica es valorar el presente y estar constantemente mirando al futuro; es predecir cu谩les ser谩n los productos y servicios que el mercado demandar谩 en el futuro. Pensar en qu茅 querr谩n y sobre todo qu茅 premiar谩 y/o penalizar谩n los clientes, por ejemplo: mataderos, salas de despiece hasta el consumidor final (C铆a-Rodas, 2011). Y desde luego adaptarse lo m谩s r谩pidamente posible a la demanda cambiante del consumidor cuando no coincide con aquello que se hab铆a previsto (comunicaci贸n personal Ramis-Vidal).

Mejora gen茅tica

La utilizaci贸n impl铆cita de las estrategias de mejora gen茅tica animal ha sido una constante desde que se realiz贸 el proceso de domesticaci贸n de las especies ganaderas durante el Neol铆tico. El ser humano ha controlado la reproducci贸n, tomando la decisi贸n acerca de qu茅 individuos van a ser utilizados como progenitores de la siguiente generaci贸n (Varona, 2014).
El mejoramiento gen茅tico de los cerdos se realiza por dos m茅todos complementarios y a diferentes niveles de la pir谩mide poblacional; la selecci贸n es el proceso de elegir a los mejores animales de una poblaci贸n para que sean progenitores de las futuras generaciones. La poblaci贸n son los animales de la misma granja, o bien, pueden ser los de una granja de pie de cr铆a, de una compa帽铆a gen茅tica, por lo que se puede decir que hay dos formas de selecci贸n, las cuales se describen a continuaci贸n:

I. Selecci贸n de material gen茅tico nuevo adquiriendo reproductores mejorados, que aporten mejoras espec铆ficas para determinadas caracter铆sticas; 茅ste es un m茅todo de mejora r谩pido, siempre y cuando se consideren los aspectos econ贸micos y sanitarios (Mart铆nez-Gamba, 2006). Peri贸dicamente es necesario introducir nuevas hembras y despu茅s se introduce gen茅tica a trav茅s de semen (Figura 1.2; [Romero y Falceto, 2006]).

Figura 1.2. Dosis de semen.


Cortes铆a: Semen Cardona.

II. Auto reposici贸n: selecci贸n de animales de la misma piara como futuros reproductores; aqu铆 se elige a los mejores animales de la poblaci贸n de la granja, con base en las caracter铆sticas que se desean mejorar (Mart铆nez-Gamba, 2006). Este sistema mayoritariamente utilizado supone un menor riesgo sanitario (Figura 1.3; [Pall谩s-Alonso, 2014]). Pero suele conllevar un menor progreso gen茅tico que el anterior y la falta de programaci贸n puede hacer que aumente la endogamia en la poblaci贸n (comunicaci贸n personal Ramis-Vidal).

Para lograr una hembra de reemplazo eficiente en producci贸n, longevidad, entre otras caracter铆sticas, se deben cubrir sus requerimientos nutricionales con los alimentos utilizados en la alimentaci贸n, ya que esta cerda debe ser m谩s productiva comparada con la cerda que va a reemplazar (Autores). En la selecci贸n de hembras para el reemplazo de las reproductoras, es normal que se rechacen o desechen para este fin hasta el 40% de los animales, mientras que las tasas normales de reemplazo aproximan al 50% anual de la piara de reproductoras, siendo que del 20 al 25% del total, fueron desechadas por causas principalmente debidas a alteraciones en la movilidad de los animales (Cervantes-L贸pez, 2010).

Tabla 1.1. Tasa de eliminaci贸n (Pall谩s-Alonso, 2014).

Los objetivos de la reposici贸n pueden resumirse en los siguientes incisos:

I. No superar el 50% de tasa de reposici贸n anual ya que aparte del mayor consumo que supone y del mayor riesgo sanitario que conlleva, es importante recordar que las camadas procedentes de primerizas crecen menos que las de mult铆paras.

II. Lograr tasa de eliminaci贸n en los tres primeros ciclos no mayor del 25%, seg煤n la Tabla 1.1 (Pall谩s-Alonso, 2014).

La figura 1.4 nos muestra el esquema piramidal de selecci贸n que se ha adoptado en porcinos. As铆, los resultados del esfuerzo de selecci贸n realizado en unos pocos animales, el n煤cleo que se encuentra en la c煤spide de la pir谩mide, se multiplican enormemente. Podr铆amos decir que la selecci贸n realizada en cada animal del n煤cleo se transmitir谩 a los animales sacrificados en matadero y, a su vez, los costos de selecci贸n originados en el n煤cleo se diluir谩n entre el mismo n煤mero de animales (Paramio et al., 2010).

Figura 1.4. Esquema de la pir谩mide de selecci贸n en el ganado porcino.


Fuente: Paramio et al., (2010).

Razas maternas

La cr铆a de los cerdos se basa generalmente en razas maternas o l铆neas: son razas muy especializadas en los par谩metros reproductivos como son: la manifestaci贸n del comportamiento en celo (Paramio et al., 2010; Knauer et al., 2011), la conformaci贸n anat贸mica (Knauer et al., 2011), prolificidad (lechones nacidos/hembra [Paramio et al., 2010; Lillehammer et al., 2013]), la producci贸n l谩ctea y la buena aptitud maternal (Paramio et al., 2010), un peso considerable en la reproductora (Lillehammer et al., 2013).

Large White presenta una mayor tasa de crecimiento, as铆 como un mejor porcentaje de carne magra de la canal con mayor 铆ndice de conversi贸n (Ren et al., 2008). Mientras que las razas asi谩ticas Meishan, Jiaxing y Jinhua se consideran como las m谩s precoces de todas (Jacho-L贸pez y Beltr谩n-Rosas, 2014), tienen mayor prolificidad, calidad de carne y una fuerte inmunidad (Ren et al., 2008).

Tambi茅n se han creado y de hecho se utilizan con bastante 茅xito las razas hiperprol铆ficas, para lo cual se han introducido ciertas razas asi谩ticas como la Meishan, que presentan 铆ndices de prolificidad mucho m谩s altos que las razas europeas y americanas. Suele haber diferencias entre las distintas razas con respecto de la edad a la pubertad, as铆 como entre cerdas cruzadas y puras, a las primeras se las considera m谩s precoces. Esto es otra expresi贸n de la heterosis. Una parte de la diferencia depende de la velocidad de crecimiento desde el nacimiento hasta la madurez sexual. Posiblemente haya un aumento de la actividad hipofisaria en las h铆bridas, relacionado con un mayor peso de la hip贸fisis comparado con las cerdas de raza pura, a la misma edad. Respecto a las diferencias interraciales, las hembras Pietrain llegan antes a la pubertad que las otras razas (Jacho-L贸pez y Beltr谩n-Rosas, 2014). Otras razas como: Pietrain, Hampshire, Landrace belga, no son utilizadas como reproductoras debido a su menor prolificidad.

Las razas con una combinaci贸n de caracteres maternales y de producci贸n de carne. Aqu铆 cabr铆an las razas Landrace, Large White (Figura 1.5) y Duroc (Paramio et al., 2010) aunque tambi茅n se utilizan cruzamientos entre Landrace y Large White, y cruzamientos entre Landrace o Large White con Duroc para obtener la F1 (Moeller et al., 2004), en la que, principalmente buscamos m谩s 鈥渄urabilidad鈥 en la explotaci贸n, es decir, m谩s n煤mero de partos (vida 煤til [Jacho-L贸pez y Beltr谩n-Rosas, 2014a]), y evidentemente una mayor resistencia a las condiciones adversas del medio (rusticidad [Ren et al., 2008; Jacho-L贸pez y Beltr谩n-Rosas, 2014a]), vigor, tama帽o, etc., (Ren et al., 2008). Esta ventaja productiva de las F1 sobre las l铆neas parenterales es debida a la heterosis, fen贸meno propio del cruzamiento de individuos que pertenecen a poblaciones que han estado mucho tiempo sin reproducirse entre s铆. Como, por ejemplo, dos razas distintas o dos l铆neas diferentes de la misma raza suelen producir animales con mejores caracter铆sticas reproductivas (Jacho-L贸pez y Beltr谩n-Rosas, 2014ab).

Figura 1.5. Raza Large White.


Cortes铆a: Semen Cardona.

Razas terminales

Razas productoras de carne o l铆neas paternas son razas seleccionadas por sus par谩metros de producci贸n de carne como: velocidad de crecimiento (gramos de peso ganados diariamente), 铆ndice de conversi贸n de los alimentos (kg de alimentos necesarios para ganar 1 kg de peso vivo), rendimiento en canal (kg de peso de canal/kg de peso vivo del animal), carnes muy magras y con escasa grasa intramuscular (Paramio et al., 2010). Los machos finalizadores m谩s utilizados son Pietrain (actualmente el macho universal; [Figura 1.6]), el Landrace belga, y en menor frecuencia el Duroc y el Hampshire (en Europa utilizado en pa铆ses como Dinamarca o Holanda). 脡sta 煤ltima raza en concreto suele presentar alg煤n problema en cuanto a la calidad de la carne relacionada al gen del estr茅s porcino o mutaci贸n del gen del receptor Ryanodine. El Landrace belga y sobre todo el Pietrain sol铆an tambi茅n presentar problemas con el gen del estr茅s porcino, produciendo carnes p谩lidas, suaves y exudativas (PSE). 脷ltimamente estos problemas han sido resueltos por los genetistas que han conseguido producir animales negativos al gen (NN), aunque el problema radica principalmente cuando se practican cruzamientos entre dos animales positivos, tanto macho como hembra (Jacho-L贸pez y Beltr谩n-Rosas, 2014a). Aun as铆, hay productores que solicitan machos Nn puesto que relacionan la presencia de la mutaci贸n en heterocigosis con buena calidad de carne (comunicaci贸n personal Ramis-Vidal).

Figura 1.6. Raza Pietrain.

Cortes铆a: Semen Cardona.

Por otra parte, se ha podido detectar que los machos mejorados gen茅ticamente puros son dif铆ciles de manejar, las empresas de gen茅tica han creado machos sint茅ticos, cruzando distintas razas lo que permite beneficiarse de los fen贸menos de heterosis y que no presenta los inconvenientes de las razas mencionadas anteriormente. Generalmente resultan de cruzamientos entre las razas antes mencionadas con la Large White o Landrace (Jacho-L贸pez y Beltr谩n-Rosas, 2014a). La raza Duroc, no se utiliza 煤nicamente como macho finalizador (por su capacidad de infiltraci贸n de grasa muscular), sino que tambi茅n en cruzamientos con Landrace, Large White, para producir hembras de reposici贸n F1 y cruzamientos con Pietrain para producir machos finalizadores. Muchas empresas inclusive comercializan machos Landrace o Large White, especializados en crecimiento, como machos finalizadores, en pa铆ses en los que no se paga la conformaci贸n (Jacho-L贸pez y Beltr谩n-Rosas, 2014a). Para macho finalizador, pr谩cticamente se han probado todos los cruzamientos, evidentemente todo depende del mercado, por ejemplo:

  • Cruzamientos de Pietrain por Large White.
  • Cruzamiento de Pietrain por Hampshire (o por una l铆nea sint茅tica que contenga de Hampshire).
  • Cruzamiento de Duroc por Landrace belga, Large White o Hampshire.
  • L铆neas sint茅ticas que contienen genes de varias razas.

Razas r煤sticas

Hasta la d茅cada de 1950, la producci贸n en el sur de Europa se basa esencialmente en las razas aut贸ctonas criadas bajo sistemas extensivos, con frecuencia en ecosistemas espec铆ficos que integran las tierras forestales (Vicente et al., 2008). Razas cuya principal caracter铆stica es una buena adaptaci贸n al medio donde se producen. Son razas utilizadas en sistemas de pastoreo, como el cerdo Ib茅rico (Figura 1.7; [Paramio et al., 2010), B铆saro, Alentejano y Malhado de Alcobaca (Vicente et al., 2008]).

Figura 1.7. Cerdo Ib茅rico.

Cortes铆a: Semen Cardona

El conocimiento detallado de la estructura de poblaci贸n entre y dentro de las razas de porcino es esencial para establecer prioridades de conservaci贸n. Sin embargo, la informaci贸n sobre las razas aut贸ctonas de porcino es todav铆a escasa, a pesar de que poseen caracter铆sticas 煤nicas en t茅rminos de adaptaci贸n, resistencia y calidad de los productos (Vicente et al., 2008).

Variables de importancia econ贸mica a seleccionar

En los cerdos solo se seleccionan caracter铆sticas de importancia econ贸mica, aquellas que al ser mejoradas representan una mayor ganancia para el productor. Las principales caracter铆sticas o variables para seleccionar en el ganado porcino se clasifican como: reproductivas, morfol贸gicas, de producci贸n y de las caracter铆sticas de la canal (Mart铆nez-Gamba, 2006).

Principales caracter铆sticas reproductivas

En los cerdos no solo se seleccionan las caracter铆sticas de importancia econ贸mica, tambi茅n aquellas que al ser mejoradas representan una mayor ganancia para el productor. Las principales caracter铆sticas o variables para seleccionar en el ganado porcino se clasifican como: reproductivas, morfol贸gicas, de producci贸n y de la canal (Mart铆nez-Gamba, 2006).

  • Pubertad
    -Edad a la pubertad (d铆as [Mart铆nez-Gamba, 2006; Knauer et al., 2011]).
    -D铆as que presenta estro (duraci贸n).
    -Reflejo de inmovilidad con y sin presencia del semental.
  • Intervalo entre pubertad y primer servicio (Mart铆nez-Gamba, 2006; Knauer et al., 2011).
  • Edad al primer parto (EP1) d铆as (Babot, 1997; Knauer et al., 2011).

La valoraci贸n en una cerda tanto en primerizas como mult铆paras:

  • N煤mero total de lechones nacidos (TLN; [Babot, 1997; Moeller et al., 2004; Knauer et al., 2011; Schneider et al., 2012a]).
  • N煤mero de lechones nacidos vivos (LNV; [Babot, 1997; Carri贸n y Mendel, 2001; Chen et al., 2003; Damgaard et al., 2003; Moeller et al., 2004; Schneider et al., 2012ab]).
  • N煤mero de lechones momificados (MOM; [Moeller et al., 2004; Schneider et al., 2012a]).
  • N煤mero de lechones nacidos muertos (LNM; [Moeller et al., 2004; Schneider et al., 2012ab]).
  • Peso de la camada al nacer (PCN; [Moeller et al., 2004; Schneider et al., 2012a]).
  • Lechones destetados (LD; [Carri贸n y Mendel, 2001; Chen et al., 2003; Damgaard et al., 2003; Schneider et al., 2012a]).
  • Peso de la camada a los 21 d铆as (PL21; [Chen et al., 2003; Damgaard et al., 2003]).
  • Intervalo destete 鈥 cubrici贸n f茅rtil (IDCF; [Babot, 1997; Carri贸n y Mendel, 2001; Knauer et al., 2011]).

Valoraci贸n de la cerda

  • Caracter铆sticas de longevidad (Murillo-Gal谩n y col., 2007; Sim贸n, 2012; Nikkil盲 et al., 2013a).
    -Vida 煤til (VU; [Nikkil盲 et al., 2013a]).
    -Partos producidos o longevidad funcional (PP; [Sim贸n, 2012; Nikkil盲 et al., 2013a]).
  • N煤mero total de nacidos en su vida productiva (TNP).
  • N煤mero total de nacidos vivos en su vida productiva (TNVP).
  • N煤mero total de nacidos vivos en su vida productiva por la vida 煤til de la cerda (TNVP/VU; [Nikkil盲 et al., 2013a]).
    -N煤mero de partos por hembra por a帽o (Carri贸n y Mendel, 2001; Garc铆a-Murgu铆a y col., 2014).
    -Comportamiento maternal: lechones destetados/cerda/a帽o (LCDA; [L贸pez y Gal铆ndez, 2007; Sim贸n, 2012; Garc铆a-Murgu铆a y col., 2014; Koketsu et al., 2017; Lipi艅ski, 2019]).

Sin embargo, en los 煤ltimos ocho a帽os se han ido introduciendo en el 鈥溍峮dice de selecci贸n鈥 los conceptos de:

  • Calidad materna.
    -Capacidad lechera, que son una combinaci贸n de caracteres cuantitativos relacionados con la ganancia de peso de los lechones (Carri贸n y Mendel, 2001; L贸pez y Gal铆ndez, 2007; Sim贸n, 2012).
    -Facilidad de parto.
    -Supervivencia del lech贸n.
    -Camadas homog茅neas (Damgaard et al., 2003).
    -Car谩cter durante la lactaci贸n (car谩cter [Santom谩, 2013]).
    -Rusticidad (sensibilidad al estr茅s [Carri贸n y Mendel, 2001; Sim贸n, 2012]).
    -Resistencia a enfermedades.
    -Adaptaci贸n al clima (comunicaci贸n personal Ramis-Vidal).
    -N煤mero de cerdos vendidos por hembra por a帽o (Garc铆a-Murgu铆a y col., 2014).

En las caracter铆sticas morfol贸gicas o de conformaci贸n anat贸mica se incluyen:

  • Longitud corporal (LC).
  • Profundidad corporal (PC; [Nikkil盲 et al., 2013ab]).
  • Ancho del cuerpo o de jamones (AC; [Knauer et al., 2011; Nikkil盲 et al., 2013ab]).
  • Forma de la caja tor谩cica (FCT; [Nikkil盲 et al., 2013b]).
  • Ancho de la caja tor谩cica (ACT; [Knauer et al., 2011]).
  • L铆nea superior (LS).
  • Estructura de la cadera (EC; [Nikkil盲 et al., 2013ab]).
  • Forma de la costilla (FC).

Tambi茅n se eval煤an las patas delanteras:

  • Posici贸n de patas delanteras (PPD).
  • Posici贸n de las rodillas (PR).
  • Postura de la cuartilla delantera (PCD).
  • Tama帽o de las patas delanteras (TPD).
  • Uniformidad de las pezu帽as de las patas delanteras (UPPD).

Referente a las patas traseras se eval煤a:

  • Postura de las piernas (PP).
  • Vista lateral de las piernas traseras (VLPT).
  • Cuartillas de las patas traseras (VLCPT).
  • Tama帽o de las patas traseras (TPT).
  • Uniformidad de las pezu帽as de las patas traseras (UPPT).
  • Acci贸n de la pierna en general (APG; [Nikkil盲 et al., 2013ab]) o Locomoci贸n (L [Knauer et al., 2011]).

Valoraci贸n de la vulva:

  • Visibilidad de la vulva (dependiendo la raza).
    -Enrojecimiento de la vulva.
    -Ancho de vulva (mm; [Knauer et al., 2011]).
  • N煤mero de tetas funcionales (Sim贸n, 2012).

En las caracter铆sticas de producci贸n:

  • El crecimiento o velocidad de crecimiento se expresa como el n煤mero de d铆as a un crecimiento constante en que alcanza el peso de 113,5 a 114 kg de peso corporal (Knauer et al., 2011; Nikkil盲 et al., 2013ab).
  • Ganancia diaria de peso (GDP; [See, 2003; Mart铆nez-Gamba, 2006]).
  • Conversi贸n alimenticia (CA; [Garc铆a-Contreras, 2006; Mart铆nez-Gamba, 2006]).
  • Consumo de alimento (CAL; [Hoque et al., 2007]).
    -Consumo de alimento reducido (CALR; [Do et al., 2013]).
    -Consumo de alimento residual (CALRI; [Hoque et al., 2007; Do et al., 2013]).

En las caracter铆sticas de composici贸n de la canal son:

  • 脕rea del lomo a 114 kg en cm2 (ALM).
  • Grasa dorsal a 114 kg en cm (GD; [Knauer et al., 2011; Nikkil盲 et al., 2013ab]).
    -Grasa dorsal en la 10陋 costilla (GD10; [Nikkil盲 et al., 2013ab]).
    -Grasa dorsal en la 煤ltima costilla (GDU; [Knauer et al., 2011; Nikkil盲 et al., 2013ab]).

Los rasgos de composici贸n de la canal a la pubertad.

  • 脕rea del lomo a la pubertad (cm2 [ALP]).
  • Grasa dorsal a la pubertad (cm [GDP]).
  • Peso corporal a la pubertad (PCP Kg [Knauer et al., 2011]).

Respecto a la selecci贸n, las caracter铆sticas reproductoras son dif铆ciles de mejorar debido a la baja heredabilidad y porque no hay informaci贸n de las caracter铆sticas maternales disponibles en cualquiera de los sexos en el momento de la selecci贸n, principalmente en el macho y los resultados se notar谩n hasta que sus hijas comiencen a producir sus camadas. Las caracter铆sticas de producci贸n tienen una mayor heredabilidad, as铆 como m谩s informaci贸n de estas caracter铆sticas, que se encuentran al momento de la selecci贸n. Por lo tanto, la selecci贸n de rasgos de producci贸n es mucho m谩s eficaz que la selecci贸n de rasgos maternos bajo un programa de cr铆a convencional (Lillehammer et al., 2013).

Mejor predicci贸n lineal sin riesgo (BLUP)

Es un m茅todo de predicci贸n que como se ha visto, la selecci贸n individual de los cerdos en base a pruebas de comportamiento, la inclusi贸n de estos datos en 铆ndices de selecci贸n y la estimaci贸n de valores gen茅ticos, se emplea para la selecci贸n a partir de un grupo contempor谩neo en el mismo tiempo y lugar. Una mayor precisi贸n es alcanzada en la evaluaci贸n individual si se toman en cuenta una base de datos m谩s amplia que involucre animales de otras generaciones, momentos, lugares y piaras. Para hacer esto se requiere un sofisticado sistema de c贸mputo para captar esa informaci贸n y t茅cnicas estad铆sticas las cuales combinen informaci贸n de diferente tipo y corrijan factores confundidos (Mart铆nez-Gamba, 2006).

El empleo de toda la informaci贸n familiar disponible y la estimaci贸n de valores gen茅ticos de los animales a trav茅s de la metodolog铆a BLUP (Best Lineal Unbiased Prediction 鈥淢ejor predicci贸n lineal sin sesgo鈥), en las dos 煤ltimas d茅cadas, ha contribuido a mejorar de manera sustancial los resultados de la selecci贸n. El empleo de esta metodolog铆a de evaluaci贸n gen茅tica (BLUP) junto a nuevas estrategias de selecci贸n, como la aplicaci贸n de elevadas intensidades de selecci贸n (selecci贸n hiperprol铆fica), han permitido la obtenci贸n de respuestas significativas a la selecci贸n por prolificidad (Noriega, 2011). El programa BLUP es un complejo sistema de c谩lculo computarizado que utiliza varios modelos matem谩ticos que permiten una evaluaci贸n precisa de los efectos gen茅ticos y mejora la eficiencia de las pruebas y la construcci贸n de 铆ndices de selecci贸n, especialmente para variables de baja heredabilidad (reproductiva).

Esta metodolog铆a ha hecho posible reducir el intervalo de an谩lisis de los datos para que 茅stos est茅n disponibles para las granjas de pie de cr铆a en pocos d铆as. Este sistema ha sido implementado en diferentes pa铆ses y la mayor铆a de las compa帽铆as gen茅ticas aplican procedimientos similares (Mart铆nez-Gamba, 2006).

Bibliograf铆a disponible con autores o en BM Editores.

Art铆culo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Mayo- Junio 2022

Source: bmeditores.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published.