Guerra entre Rusia y Ucrania impactará el comercio mundial de granos

Redacción BM Editores.

Analistas y productores de granos mundiales coinciden que las tensiones por la guerra iniciada entre Rusia y Ucrania, pone en riesgo y contra la pared a los compradores de aceite de trigo, maíz y girasol, por lo que ya buscan mercados alternativos con los cuales sustituirlos. Este conflicto bélico, impactará en los precios de algunos alimentos y de los que ya registran precios máximos de varios años.

En un escenario inquieto en todo el planeta ante esta situación, por el momento los mercados bursátiles de todo el mundo se desplomaron, mientras que el petróleo crudo registró aumentos particularmente el martes, cuando apenas iniciaban las últimas amenazas reales atizadas por el discurso del presidente ruso, Vladimir Putin, quien ordenaba ya el desplazamiento de sus tropas en las regiones separatistas del este de Ucrania.

Cabe destacar que Rusia y Ucrania representan alrededor del 29 por ciento de las exportaciones mundiales de trigo, el 19 por ciento de los suministros mundiales de maíz, 31 por ciento de cebada, y el 80 por ciento de las exportaciones mundiales de aceite de girasol.

En el caso de nuestro país, México importó en 2021, 32 mil toneladas de trigo de Rusia y 192 mil de Ucrania; además de un millón de toneladas de fertilizantes de Rusia.

La preocupación de los comerciantes de granos es que cualquier intervención militar pudiera afectar el movimiento de los cultivos y desencadenar una lucha masiva por parte de los importadores para reemplazar los suministros de la región del Mar Negro.

Los futuros de trigo de Chicago subieron más del 2 por ciento en los últimos días, el maíz alcanzó un máximo de siete meses y la soya también ganó terreno. Los tres ingredientes claves de alimentos y piensos han subido alrededor de un 40 por ciento desde los mínimos de 2021, impulsados ​​por una disminución de la producción mundial y una demanda sólida.

Phin Ziebell, economista de agronegocios del National Australia Bank, aseguró a una agencia de noticias internacional que «las interrupciones en los suministros de la región del Mar Negro afectarán la disponibilidad global general«.

Otros analistas señalan que los compradores de Oriente Medio y África buscarán fuentes alternativas. Cabe señalar que alrededor del 70% de las exportaciones de trigo de Rusia se destinaron a compradores en Oriente Medio y África en 2021.

Los comerciantes están en alerta total, pues temen que la desviación de barcos por la guerra provoque largas demoras en las cargas, con el consiguiente impacto para la distribución y el consumo.

Por el momento, ya los barcos evitan ingresar al Mar Negro por la guerra, informan comerciantes de Singapur, lo que ya genera interrupciones en el suministro, lo que podría afectar el ingrediente para hacer pan en los Estados Unidos y Canadá.

La agencia de alimentos de la ONU advirtió a fines del año pasado que los precios mundiales de los alimentos ya rondan los máximos de 10 años, impulsados ​​por la fuerte demanda de trigo y productos lácteos.

En una nota de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, sobre la reacción de los mercados ante esta situación de guerra, indica que, desde la segunda semana de enero, los precios del maíz y el trigo han venido formando una prima por el tema bélico, y que, aunque se han registrado algunas bajas por los esfuerzos diplomáticos de países como Alemania y Francia, las acciones recientes han ejercido presión sobre los operadores del mercado.

GCMA indica que al cierre del 24 de febrero, los precios del trigo HRW han aumentado en 80 dólares/tonelada, un aumento del 29%.

Gráfica GCMA.

Los precios del maíz han aumentado 43 dólares/tonelada, un 19%.

Gráfica GCMA.

Source: bmeditores.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published.