Comercialización (Marketing) del cerdo

AgroMatrix Systems for Agricultural Marketing

MVZ. Germán Gómez Tenorio
[email protected]

Mercado de la carne de cerdo.

Un mercado es un grupo de compradores y vendedores que potencialmente pueden comerciar entre sí. Los economistas denominan al mercado de la carne de cerdo como perfectamente competitivo porque todos los compradores y vendedores consideran el precio de mercado y son “tomadores” de precios (precio-aceptantes), es decir compran o venden “a como está corriendo”. En este tipo de mercado existen muchos compradores y vendedores, el producto es homogéneo y todos tienen la misma información.

Para explicar cómo se determinan los precios en un mercado perfectamente competitivo se utiliza el modelo de oferta y demanda (Hall, 2006).

Oferta de carne de cerdo.

La oferta de carne de cerdo es la cantidad de carne de cerdo ofrecida en el mercado y corresponde a la cantidad producida en un periodo determinado. La curva de oferta del cerdo representa la cantidad de cerdos (kg) que un productor está dispuesto a vender a un precio en un momento dado y puede ser explicada por medio de una tabla, gráfica o ecuación. La ley de oferta establece que a mayor precio en el mercado, mayor producción y a menor precio en el mercado menor producción (Hall 2006). Es decir, cuando el precio es alto los productores aumentan el número de vientres y aparecen nuevos porcicultores y cuando el precio es bajo los productores disminuyen el número de vientres y no entran nuevos porcicultores.

La producción de carne de cerdo para el año 2017 fue de 1.440 millones de toneladas, esta cantidad representa el 21.11% de la producción de carne en México, y el 57.06% de la carne de cerdo que se consumió en el país, el restante 42.94% del consumo fue cubierto con importaciones las cuales ascendieron a 0.990 millones de toneladas para el mismo año. Los estados con mayor producción fueron Jalisco, Sonora, Puebla, Guanajuato, Yucatán y Veracruz (SIAP 2017), estas entidades aportaron el 72.5% de la producción nacional. La producción en México se da a través de 1 millón de unidades de producción porcina, con una piara de más de 16.2 millones de cabezas. Alrededor de 2 millones de familias dependen de esta actividad, la cual genera 350,000 empleos directos y más de 1.7 millones de empleos indirectos, el valor de la producción e importaciones ascendió a 71,490 millones de pesos (FIRA 2016).

Demanda de carne de cerdo.

La demanda de carne cerdo es la cantidad de carne de cerdo que los compradores adquieren en el mercado y corresponde a la cantidad consumida en un periodo determinado. La curva de demanda del cerdo representa la cantidad de cerdos (kg) que un consumidor está dispuesto a comprar en un momento dado y también puede ser explicada a través de una tabla, gráfica o ecuación. La ley de demanda establece que a menor precio en el mercado, mayor consumo y a mayor precio en el mercado, menor consumo (Hall 2006).

En México, la carne de cerdo junto con la de ave y la de bovino, es de las más consumida, para 2017 el consumo de carne de cerdo ascendió a 2.305 millones de toneladas (CONFEPORC, 2018), los estados con mayor consumo fueron: Estado de México, Veracruz, Puebla, Distrito Federal, Chiapas y Jalisco. Estos estados participan con el 54.3% del consumo total de carne de cerdo en México.

Precio y cantidad en equilibrio.

Son los valores alcanzados en el punto donde se cruzan las curvas de oferta y demanda, estos valores permanecen constantes a menos que la curva o línea de oferta o demanda se desplace.

En la figura 1 se puede observar la gráfica del precio de la carne y la cantidad en equilibrio durante 2017. Con un precio promedio de $29.71 de cerdo en pie, el consumo nacional aparente (CNA = producción + ingresos – egresos) fue de 2 millones trescientos seis mil toneladas. Estas corresponden al lugar donde se cruzan las líneas de oferta y demanda (Pi). Si por algún factor la oferta aumentara, entonces la línea de oferta se desplazará a la derecha (S1), intersectando a la línea de demanda (Du) en un precio más bajo (P1) y si por algún factor la demanda aumentara, entonces la línea de demanda se desplazará a la derecha (D2), intersectando a la línea de oferta (Su) en un precio más alto (P2).

Lo anterior es la comprobación gráfica de la ley de oferta y demanda.

Los factores que aumentan la oferta y provocan el desplazamiento de la curva (línea) de oferta a la derecha y por lo tanto baja en el precio.

Al abrirse el comercio y entrar carne importada a México, la curva de oferta se desplazó propiciando un exceso de oferta que ha traído como consecuencia una baja en el precio y un nuevo punto de equilibrio.

Si bajan los precios de los insumos para producir los cerdos, principalmente del alimento ya que representa más del 70% de los costos de producción, dentro de ellos el sorgo, maíz y pasta de soya, la utilidad del porcicultor aumenta, por lo que decide aumentar su producción. Lo anterior aumenta la oferta y en el largo plazo disminuye el precio.

Si los precios de bienes alternativos como la res y el pollo bajan, el porcicultor preferirá disminuir su producción y aumentar la de cerdo para obtener mayores utilidades, y los recursos que utiliza para producir res o pollo los canalizaría hacia la producción de cerdo por lo que la oferta aumentaría y en el largo plazo disminuiría el precio.

Si el porcicultor espera que el precio del cerdo disminuya en el corto plazo, tratará de apurar la venta de los cerdos y buscará sacarlos menos pesados, por lo que estos cerdos que llegan antes al mercado propician un aumento en la oferta y una baja en el precio.

A mayor número de productores se aumenta la oferta de carne de cerdo y baja el precio.

La utilización de subsidios y apoyos gubernamentales aumentan la producción y bajan el precio.

La aplicación de mejores tecnologías para la producción incrementan la producción. Éstas pueden ser el mejoramiento genético, nutricional, de manejo, de instalaciones, etc. Este aumento en la oferta propicia en el largo plazo que el precio baje. De hecho, los precios reales (descontando la inflación) del cerdo han bajado en los últimos años. Antes se consideraba que debía haber una relación de 10 a 1 entre el precio del sorgo y del cerdo, para que la porcicultura fuera rentable, ahora con una relación así, el porcicultor tendría unas ganancias exorbitantes.

Cuando no existen desastres naturales, las enfermedades de los cerdos se controlan y no existen epizootias como la pasada Diarrea Epidémica Porcina, la oferta aumenta y el precio disminuye (Castillo 2011).

Estos mismos factores considerados a la inversa, propician baja en la oferta y por consiguiente alza en el precio.

Los factores que aumentan la demanda y provocan el desplazamiento de la curva (línea) de demanda a la derecha y por lo tanto alza en el precio.

Al aumentar el ingreso real de las familias, se incrementa el consumo de carne y aumentan los precios.

Si los precios de la carne de pollo o res suben, y el del cerdo se mantiene, los consumidores consumirán éste último en mayor cantidad propiciando el aumento del precio.

Si por ejemplo el precio del pan de caja baja, el ama de casa lo compra más para preparar el sándwich de jamón a su hijo por lo que el consumo de carne de cerdo aumenta y en el largo plazo el precio aumenta.

El aumento de la población provoca un incremento en la demanda que provoca un aumento del precio.

Si el consumidor espera un alza en el precio, trata de comprar más antes de que el precio suba y aumenta la demanda, aumentando también el precio.

Cualquier cambio que provoque un aumento en los gustos y preferencias por la carne de cerdo como puede ser por ejemplo publicidad, traería como consecuencia un aumento de la demanda y del precio de la carne (Castillo 2011).

Estos mismos factores considerados a la inversa, propician baja en la demanda y por consiguiente baja en el precio.

Ciclos de precios del cerdo.

Fue primeramente descrito en Alemania donde se observó que el precio de los cerdos en un momento dado es alto, por lo que los porcicultores aumentan su producción, cuando los cerdos llegan al mercado la oferta rebasa la demanda, por lo que los precios caen, los productores deciden dejar de producir o hacerlo en menor cantidad, cuando esta cantidad está disminuida existe un exceso de demanda lo que propicia que los precios vuelvan a subir e inicia un nuevo ciclo (Martínez, 2005).

En el presente siglo, en México los precios del cerdo cayeron en 2002, recuperándose en los años siguientes, alcanzaron su máximo en 2004 y volvieron a bajar hasta llegar al fondo en 2007, posteriormente nuevamente los precios subieron hasta 2015 cuando se presentó un nuevo descenso en el precio (FIG. 2).

Si se consideran los datos desde hace 40 años a la fecha se han tenido 6 ciclos, por lo que el promedio de duración de cada ciclo es de 6.67 años siendo el más largo el de 2007 a 2015 (8 años) y el más corto en 1994 a 1998 (cuatro años). Las mayores variaciones en el precio tanto hacia arriba como hacia abajo han sido del 22.2% (precios deflactados, es decir, quitando el efecto de la inflación) (SNIIM, 20018).

Elasticidades precio de la oferta y demanda de la carne de cerdo.

Puede analizarse desde dos puntos de vista: nos puede indicar la variación porcentual que experimentará la oferta y/o demanda por una variación de un 1 por ciento en el precio, o también se puede usar como la variación porcentual que experimentará el precio por un cambio en la oferta o demanda de la carne de cerdo.

Las elasticidades del precio calculadas en México por diversos autores son de 0.54 para la demanda y 0.14 para la oferta (Rebollar, 2014). Esto quiere decir que por cada 1% que aumente el precio de la carne de cerdo la demanda disminuirá 0.54% y la oferta aumentará 0.14%.

Durante la epizootia de Diarrea Epidémica Porcina al disminuir la oferta en 3.8% (50% de piaras afectadas), con una elasticidad precio de oferta de 0.14, se pudo esperar un incremento de hasta el 28.3% en el precio del cerdo. Lo cual fue similar a la realidad (Cuadro 1).

Factores que pueden aumentar el precio.

Precio esperado: Los precios de futuros de la carne de cerdo en la bolsa de Chicago indican que el mercado espera que en los meses de junio a agosto se tengan precios altos, mientras que a partir de octubre bajen, y a diferencia de lo que sucede en México en EUA en el mes de diciembre se espera una baja estacional del precio (Cuadro 2).

Exportaciones a China: México acaba de iniciar exportaciones a China, además si se espera que EUA disminuya sus exportaciones hacia dicho país por la aplicación de un arancel de 25% anunciado por el gobierno chino abriría la posibilidad de aumentar las exportaciones hacia el “gigante asiático”, lo que traería como consecuencia baja en la oferta interna y aumento en los precios.

Negociaciones del Tratado de Libre Comercio: A EUA no le conviene salir del tratado en lo que respecta a la carne de cerdo, por lo que los granjeros de ese país solicitan a su Gobierno no salir del Tratado ya que además en su mayoría votaron por Trump. Si México coloca un arancel a las importaciones de carne de cerdo de EUA, el precio de esta carne aumentaría, arrastrando consigo al precio nacional.

La aparición de nuevos brotes de Diarrea Epidémica Porcina o el aumento de la prevalencia de PRRS, y/o alguna otra enfermedad, pueden disminuir la oferta, por lo que podría aumentar el precio, sin embargo para que esto pudiera darse, como el mercado está abierto entre EUA y México. estos problemas tendrían que presentarse en ambos países no solamente en México, de lo contrario el efecto es mínimo ya que la baja en la producción en México se cubriría con más importaciones.

Número de productores: Ha continuado la concentración de la producción, hay menos productores, lo cual favorece la expectativa de mejores precios.

Factores que pueden disminuir el precio en el corto plazo

Disminución de las exportaciones de EUA a China. A raíz de la guerra comercial entre EUA y China, ésta última aplicó un arancel de 25% a la carne proveniente de EUA, lo que propiciará una disminución de las exportaciones de carne de EUA a China, lo cual traerá como consecuencia un aumento en la oferta de carne en EUA y baja en el precio de la carne de cerdo en dicho país (esto ya sucedió en abril 2018). Los importadores de carne mexicanos buscarán aprovechar esta oportunidad de precios bajos aumentando las cantidades importadas y disminuir las compras de cerdo mexicano, lo cual bajaría los precios también en México (los precios en México también han empezado a bajar).

Precio del dólar: es difícil que baje de $18.00 ya que la mayoría de ellas están por encima de ese precio y por la mayor inflación en México que en EUA, por lo que es factible que esté más cerca de $19.00. Por lo anterior, es posible tener quizá un pequeño decremento por este factor.

Tecnología: la eficiencia ha aumentado y tanto en EUA como en México se espera que la oferta aumente entre 3-5% lo que disminuiría el precio cerca del 20%, si se mantiene la misma demanda.

Inflación: se espera que la inflación vaya hacia la baja, después de los aumentos del año pasado. Por lo que tendríamos un factor hacia la baja del precio.

BIBLIOGRAFÍA

  • Castillo 2011. Economía agraria. Primera edición. Universidad de Córdoba, Republica Dominicana.
  • CME 2017. Chicago Mercantile Exchange. http://www.cmegroup.com/trading/agricultural/livestock/lean-hogs.html
  • CONFEPORC 2017. Confederación de Porcicultores Mexicanos A.C. https://www.porcimex.org/
  • FIRA 2017. Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura, Perspectivas para la porcicultura mexicana. https://www.fira.gob.mx/Nd/index.jsp
  • Hall, R., Lieberman, M. 2005. Macroeconomía principios y aplicaciones. Tercera edición. Ed. Thomson.
  • Martínez, C.F.E. 2005. Mercado de la carne de cerdo en México. Tesis de doctorado. Universidad de Murcia, Republica Dominicana.
  • Rebollar R.A, Gómez T. G., Hernández M. J., Rebollar R. S., González R. F. de J. 2014 Comportamiento de la oferta y demanda regional de carne de cerdo en canal en México, 1994-2012. Rev. Mex. Ciencias Pecuarias, 5 (4): 377-392.
  • SIAP 2017, Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera 2016 http://www.siap.gob.mx/ganaderia-resumen-municipal-pecuario.
  • SNIIM 2017. Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados. Secretaria de Economía. http://www.economia-sniim.gob.mx/nurvo/mapa.asp.

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno

Source: bmeditores.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *